6 de abril 2017

Sorprendió proyecto de ley: senadora plantea 100% de renovables al 2050

Al año 2050, no debería haber en funcionamiento usinas térmicas quemando gas natural, fueloil o gasoil para generar energía eléctrica, plantea con valentía y compromiso con el medio ambiente María Odarda, senadora oriunda de una provincia dónde el petróleo es una de las actividades que sostienen la economía. “Se establece como objetivo lograr una contribución […]


Al año 2050, no debería haber en funcionamiento usinas térmicas quemando gas natural, fueloil o gasoil para generar energía eléctrica, plantea con valentía y compromiso con el medio ambiente María Odarda, senadora oriunda de una provincia dónde el petróleo es una de las actividades que sostienen la economía.

“Se establece como objetivo lograr una contribución de las fuentes de energía renovables del cien por ciento (100%) del consumo de energía eléctrica nacional, al 31 de diciembre de 2050”, determina en el artículo 2.

Para alcanzar tal desafío, aclara que los usuarios de energía eléctrica deberán cumplir los compromisos en forma gradual, de acuerdo con el siguiente cronograma:

  • Al 31 de diciembre de 2030, deberán alcanzar como mínimo el treinta por ciento (30%) del total del consumo propio de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2035, deberán alcanzar como mínimo el treinta y cinco por ciento (35%) del total del consumo propio de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2040, deberán alcanzar como mínimo el cincuenta por ciento (50%) del total del consumo propio de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2045, deberán alcanzar como mínimo el setenta por ciento (70%) del total del consumo propio de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2050, deberán alcanzar el ciento por ciento (100%) del total del consumo propio de energía eléctrica.

Para que estas metas puedan lograrse, propone que el Estado Nacional destine recursos públicos:

  • Al 31 de diciembre de 2020, el Estado deberá destinar como mínimo el treinta por ciento (30%) en obras de generación de energía en base a fuentes renovables sobre el total del presupuesto para obras de generación de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2025, el Estado deberá destinar en su presupuesto como mínimo el cincuenta por ciento (50%) en obras de generación de energía en base a fuentes renovables sobre el total del presupuesto para obras de generación de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2035, el Estado deberá destinar en su presupuesto como mínimo el setenta y cinco por ciento (75%) en obras de generación de energía en base a fuentes renovables sobre el total del presupuesto para obras de generación de energía eléctrica.
  • Al 31 de diciembre de 2040, el Estado deberá destinar en su presupuesto como mínimo el ciento por ciento (100%) en obras de generación de energía en base a fuentes renovables sobre el total del presupuesto para obras de generación de energía eléctrica.

En sus fundamentos, María Magdalena Odarda sostiene que “este proyecto de ley propone establecer con claridad los objetivos a largo plazo de una política de transformación de la matriz energética, que permita a la Argentina ser un país libre de combustibles fósiles (y del daño ambiental que los mismos generan) para 2050”.

Para ello, agrega que “establecemos cuotas mínimas de inversión pública que se deben destinar, gradualmente, a las energías renovables”.

7 Comentarios

  1. Juan Carlos Ozcariz

    Creo que ya es hora que los Profesionales de la disciplina Ingeniería Eléctrica del País – que son muchos y muy capaces – tomen la palabra sobre el particular.

    Sin unidades de generación de gran potencia – 300 a 600 Mw – en servicio, en el SISTEMA INTERCONECTADO NACIONAL, no parece ser un esquema de Operación posible.

    Los actuales aerogeneradores, con potencias máximas 3,5 Mw, necesariamente deberían coexistir en el tiempo, con unidades de generacíón de gran potencia ?.-

    Atte. Juan Carlos Ozcariz

    Responder
    • Daniel W. Zamboni

      Juan Carlos , lo que dices es cierto. La generación renovable no podrá reemplazar la generación tradicional , debe convivir con ella ,debido a muchos factores, entre los que se encuentran la necesidad de energía de respaldo para cuando el recurso renovable no está disponible y sobre todo, para darle estabilidad al sistema.
      La energía generada por recursos renovables debe ir creciendo en nuestro país sin ninguna duda y ello significará una disminución importante en el consumo de combustibles fósiles.
      La coexistencia es inevitable, pero no debería preocuparnos, porque es necesario que así sea. Ello no significa un freno para las renovables , la diversificación de nuestra matriz energética es necesaria. Podríamos pensar en aprovechar nuestra Patagonia para Sembrar molinos y cosechar grandes cantidades de energía y lo mismo en el norte de nuestro país, con grandes parques solares , siempre que se acompañen con obras de infraestructura necesarias para poder evacuar y transportar dicha energía . Pero hablar de llegar al 100% del consumo eléctrico por fuentes renovables suena disparatado.
      atte ing Daniel W. Zamboni

      Responder
  2. jorge follari

    Senadora, la generación eléctrica consume aprox. el 16% de la energía primaria. Esta muy bien su propuesta. Pero creo que se puede complementar con los biocombustibles para el transporte y la energía solar térmica para calefacción y agua caliente, que consume mas del 30% de la energía primaria. Puedo colaborar en eso.
    Un cordial saludo Mg. Jorge Follari

    Responder
  3. Esp. Ing. René Galiano

    Si diversificamos la matriz, de modo de incorporar todas las formas posibles (actuales) de energías renovables sustentables, el proyecto es posible y para nada descabellado. Si para 2050 vamos a estar todavía dependiendo de energía primaria fósil, estaremos ante un grave problema. Confío que ante el ya imparable crecimiento de las fuentes renovables, nuevos avances tecnológicos y altísimos niveles de eficiencia energética harán realidad la idea de la Senadora

    Responder
  4. Alejandro Cabrera

    En mi modesta opinión creo que las buenas intenciones nos llevan a idealizar los efectos de las acciones del Estado Nacional. En la historia reciente los subsidios a las tarifas eléctricas, la sobre-tasa por riesgo país y la carga impositiva -que las nuevas autoridades estiman en USD700 mil por cada millón de inversión- fueron tres barreras fatídicas para el desarrollo espontáneo de las ER en el país.

    Ojalá que la Senadora encuentre la felicidad, es decir el bienestar, la plenitud. Y la causa de la felicidad, que es el conocimiento. Ojalá que la Senadora se pueda liberar del sufrimiento y de la causa del sufrimiento, que es la ignorancia. Ojalá que pronto la Senadora pueda restablecer su conexión con el universo.

    Gracias por leer. Atentos saludos. Alejandro Cabrera

    Responder
  5. Ing. aldo fachino

    Esta discusión es intempestiva. En renovables propiamente dichas (eólica, fotovoltaica , biomasa) nuestro país no llegó a concretar siquiera el 1% de la composición de nuestra matriz energética en los últimos 10 años.
    Se espera ingreso de unos 2500 MW en 2018. Recién ahí tendremos la posibilidad de ver el comportamiento del sistema.
    Los profesionales en la materia tendrán un arduo trabajo para determinar la composición más conveniente, confiable y menos contaminante para cada etapa futura.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019