Con más de 16 años de experiencia como fabricante de trackers para la industria solar fotovoltaica, la empresa española Soltec actualmente tiene presencia (además de su país) en Australia, China, Dinamarca, Egipto, Estados Unidos, India, Italia e Israel. En Latinoamérica, ya opera en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

A principios de este mes, Fernando Sánchez, Vicepresidente Comercial de Soltec, destacó, durante el evento PV-Storage & Hydrogen Virtual Summit, producido por Latam Future Energy, que la empresa abrió recientemente oficinas en Bogotá, Colombia, para poder continuar desplegando su estrategia de expansión comercial en la región.

Junto a ello, el directivo resaltó que la empresa está ofreciendo al mercado sus nuevos seguidores solares “SFOne”. Se trata de equipos a un solo eje diseñados para módulos más largos (de 72 y 78 células), que son auto-alimentados gracias a su módulo dedicado, lo que se traduce en un menor costo operacional. Según Sánchez, es un “tracker ideal” para Latinoamérica.

El especialista remarcó que en la región tienen grandes aspiraciones. En Colombia, por ejemplo, comentó que están cerrando su tercer proyecto, por un total de 350 MW. Asimismo, enfatizó sobre las oportunidades de crecimiento particularmente en Chile y en Brasil.

Sánchez indicó que los seguidores que ofrecen cuentan con tecnología de punta tanto a nivel electrónico como de información. Actualmente las comunicaciones se hacen de manera inalámbrica lo que permite “mantener una comunicación tracker a tracker que permite maximizar la operación (que redunda en mayor generación de energía) con algoritmos”, aseguró el directivo.

Consultado sobre cuáles serán las próximas tendencias de seguidores solares, el Vicepresidente Comercial de Soltec consideró que estarán muy ligadas a las innovaciones en paneles solares. “Yo creo que ahora estamos más en un momento de consolidación, de tomar todos los aprendizajes y a hacer ajustes más finos”, observó.

No obstante, en cuanto a las tendencias de la industria solar fotovoltaica en general, Sánchez destacó no sólo la emergencia del almacenamiento de energía a través de baterías y de proyectos que se estén enfocado a la producción de hidrógeno, que se servirán de esta fuente de energía, sino también a la “integración de las plantas en el territorio, a nivel paisajístico”, opinó.

Explicó que cada vez se demanda más integrar las centrales fotovoltaicas teniendo en cuenta las características del lugar, no sólo a un nivel estético sino comercial. «Compatibilizarla con otras actividades agrícolas y ganaderas, buscando el respaldo de las comunidades locales”, indicó.