La caída de este primer semestre del 2015 para las exportaciones de biodiesel es casi proporcional al derrumbe del precio del petróleo, que desde junio del 2014 hasta junio de este año bajó más de un 50 por ciento su precio, rondando al día de hoy los 55 dólares.

El dato no es casual. La fuerte baja del barril de crudo le ha costado a la industria del biocombustible local el cierre de mercados en plazas sin mandato obligatorio, es decir, sin políticas que exijan la mezcla de corte de gasoil con biodiesel, por lo que ante los bajos precios del combustible fósil se dejó de comprar el de origen vegetal.

Por otra parte, aún continúa el juicio internacional impulsado por la Argentina ante a la Organización Mundial de Comercio tras la decisión de la Unión Europea de dejar de importar el producto nacional por supuestas medidas antidumping.

Este bloqueo significa la pérdida del mercado más valioso para la industria del biodiesel argentino, ya que allí iban a parar más del 70 por ciento de las exportaciones. Según expresa Víctor Castro, CEO de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) a energiaestrategica.com, es posible que para fines del 2016 se destrabe el litigio en favor de Argentina. “El proceso avanza muy bien, pero estamos sometidos a trámites burocráticos que demoran los tiempos”, explica.

Mientras tanto y ante este panorama, sólo 250 mil toneladas fueron enviadas a diferentes destinos en el primer semestre del año, cifra sensiblemente menor a las 550 que se exportaron durante el mismo período de la temporada pasada.

Según el directivo de CARBIO, buena parte de lo que se está exportando están dirigida a Perú. Otro mercado interesante es Estados Unidos, que a principio de año permitió importaciones del biodiesel argentino tras calificar dentro del programa ‘Normas de Combustible Renovable’ que propone el país norteño. Sin embargo, Castro suelta que la plaza es poco atractiva por las condiciones que impone.

Pérdidas millonarias

Durante el primer trimestre del 2015, a comparación de las transacciones realizadas en 2014 durante el mismo período, la industria del biodiesel perdió 61,1 millones de dólares en exportaciones.

Si bien el ejecutivo de CARBIO asevera que desde la Cámara no cuentan con números oficiales acerca de pérdidas que hayan sufrido durante el semestre pasado, cotejando cifras, considera que la caída continúa la línea descendente de los primeros tres meses del año.