La empresa española SÓLIDA, especialista en proyectos fotovoltaicos, termosolares, eólicos, subestaciones y líneas de evacuación, inició su andadura en el país andino en 2013 con la constitución de una filial, tras haber conquistado previamente Brasil.

Desde entonces, son numerosos los proyectos renovables en los que ha participado como ingeniería y technical advisor. Cabe destacar su actuación como asesor técnico independiente en la planta fotovoltaica Bolero, de 146 MW, en su día la mayor del país.

Pero la apuesta estratégica por Chile se ha visto reforzada en 2020 con el cierre de importantes contratos, entre los que destacan la supervisión de la construcción de la planta fotovoltaica Santa Isabel, de 190 MW, incluida su infraestructura de evacuación.

SÓLIDA cuenta con un equipo multidisciplinar de asistencia técnica en campo en este complejo solar, promovido por la francesa Total en Maria Elena, en la región de Antofagasta, y que está siendo construido por Sterling & Wilson.

A escasos kilómetros de Maria Elena, una zona prolífica para este tipo de proyectos, otra planta fotovoltaica de más de 120 MW iniciará en breve su construcción, siendo SÓLIDA responsable por la ingeniería de detalle.

Además, la empresa española se encuentra inmersa en el desarrollo de ambiciosos proyectos que combinan las tecnologías fotovoltaica, eólica y almacenamiento con baterías.