La Comisión Reguladora de Energía determinó precios máximos al gas licuado del petróleo en cada Estado tras el pedido de la Secretaría de Energía de México para controlar el valor de dicho energético, y la medida tendrá vigencia del 1 al 7 de agosto. 

Ahora bien, ¿esta decisión cómo afecta al sector energético en el país? Energía Estratégica se contactó con Daniel García, CEO de Módulo Solar, quien comentó que “es un arma de doble filo”. 

Con ello se refirió a que “efectivamente sí se tengan precios controlados del gas licuado del petróleo, pero podría también llevar a temas de desabasto si es que las empresas privadas no aceptan trabajar bajo esas condiciones”. 

“Entonces toda esta todo este tema lo que hace es meter justo incertidumbre en el mercado del gas”, agregó.

En torno al incentivo del gas LP, señaló que el riesgo que observa es que “esto irá en detrimento del medio ambiente”. Y sostuvo que podrían haber otras salidas, como por ejemplo motivar las energías renovables tales como el uso de sistemas solares térmicos, en lugar de subsidiar al energético en cuestión o tratar de controlar el precio. 

“Esto lo único que hace es subsidiar o permitir que haya un costo del energético irreal que, evidentemente, va a generar es un mercado artificial. Y eso va en detrimento de que el usuario final pague un costo real del energético”. 

“Y eso hace que la rentabilidad de algunos proyectos de energía renovable, específicamente solar térmica, se vuelvan más rentadoras. Pero habrá que ver si funciona, si realmente acata o se entra a una lucha con el gobierno”, explicó. 

Por otra parte y pese a toda este reciente contexto, volvió a remarcar que el potencial del sector solar térmico en México y que dado algunos factores internos del mercado, “permitieron que  la rentabilidad de los sistemas solares térmicos se vuelva todavía más interesante y hubo sectores que han tenido crecimientos sostenidos como el sector de vivienda y algunas partes industriales”. 

Además, en el país se trabaja por modificar la Norma Oficial Mexicana que involucra a calentadores solares de agua, ya que, según expuso el especialista, “por cuestiones de redacción y técnicas, la norma actual quedó acotada para equipos que trabajen por encima de tres kilogramos por centímetro cuadrado de presión”.

“Yo creo que este proceso todavía tendrá lo que resta del 2021 de timing de trabajo. De todos modos creo lo veo como algo positivo, va a permitir tener un control y regular la calidad, lo que me parece un tema importante que esté regulada la calidad de los productos que se venden en el mercado y se proteja a los usuarios”, mencionó.