El directivo recalcó que «la industria que más creció en los últimos años, la de etanol de maíz que hace cuatro años sólo era de alcohol para bebidas, avanzó con inversiones totales de 700 millones de dólares«. Sin embargo, el secretario Ejecutivo de Maizar que agrupa a toda la cadena de valor de maíz, explicó que la elaboración del etanol maicero está «discriminado«.

Ocurre que «para el bioetanol, un mismo producto, se generan dos precios diferentes, para el producido en base a caña de azúcar y el de maíz, y este último es más barato» mientras que casi un 60 por ciento del etanol destinado al corte interno se produce actualmente en base a maíz.

En los últimos cinco meses, el precio oficial del etanol elaborado en base a maíz destinado al corte obligatorio con nafta descendió un 22,6% al pasar de 9,54 pesos el litro en septiembre de 2014 a 7,38 pesos el litro en febrero.

En cambio, en ese mismo período el etanol elaborado a partir de caña de azúcar registró una reducción de precio del 9,7%, es decir que la baja del valor de etanol de maíz lo duplicó.

«La formación de ese precio está en la Argentina regulado por la ley 26093, de Biocombustibles que se sancionó en 2006, pero entró en vigencia el 1 de enero 2010″, recordó Fraguío.

Ahora «se publicó un decreto del Ministerio de Economía que cambió la letra de la Ley, que establece un nuevo mecanismo por el que al etanol de maíz les paga menos que al de caña«, explicó a NA el especialista.

«La mayoría de estas empresas elaboradoras de bioetanol de maíz están pagando créditos, porque se dijo que el que construía una planta de etanol iba a recuperar la inversión, sin embargo con este precio cubre el gasto de personal, materia prima, energía, mantenimiento, pero no alcanza para el repago del capital invertido«, sostuvo.

Manifestó que la industria del etanol en base a caña de azúcar no tiene problemas «porque les bajaron menos, sus plantas vienen de antes y ya están amortizadas».

«El problema para el maíz es el cambio de la Ley, con el decreto, en diciembre ya llegamos al corte de nafta con el 10 por ciento de etanol«, indicó Fraguío.

La Ley 26.093/06 impulsó el crecimiento de la industria del etanol con la Resolución 1294/08 que determinaba que el precio del etanol destinado al corte interno obligatorio con nafta debía ser calculado todos los meses por la Secretaría de Energía a partir de una fórmula que contempla la evolución de los costos de producción del biocombustible.