En la isla de Guadalupe, por ejemplo, ya se han desarrollado recursos geotérmicos con la planta eléctrica La Bouillante, que genera 15 Megavatios (MW), lo suficiente como para satisfacer las necesidades de 64.000 hogares.

Los recursos en esa región continúan inexplorados, pero los expertos sugieren que el potencial comercialmente explotable podría alcanzar los 850 MW.

Una vez desarrollada, esta energía podría ofrecer a las islas una fuente limpia, económica y menos vulnerable a circunstancias como el cambio climático.

También serviría para ofrecer un suministro energético de confianza a un precio estable, en una de las regiones que se enfrenta mensualmente a una de las facturas de luz más caras del mundo.

La energía fruto de las erupciones volcánicas y los terremotos ya se utiliza con éxito en lugares como Indonesia, aunque también parece ser una alternativa viable en México y Nicaragua, donde ya se aprovecha el vapor de los géiseres para generar electricidad.

 

energia-geotermica

geotermica-ppal