Goldman Sachs Inc y Morgan Stanley están asesorando sobre una eventual operación, según señalaron a fuentes conocedoras de la situación.

En todo caso, cualquier acuerdo debería contar con el visto bueno de la compañía eléctrica española Iberdrola, el mayor accionista de Gamesa con un 20 por ciento del capital. Iberdrola no quiso hacer comentarios al respecto.

El periódico digital Confidencial adelantó el viernes por la mañana que Siemens estudia presentar una oferta por Gamesa, lo que ha llevado a las acciones de Gamesa a repuntar un 20 por ciento.

«La sociedad analiza de forma regular las distintas oportunidades estratégicas que se presentan para el grupo. A la fecha de esta comunicación no se ha adoptado ninguna decisión ni se ha materializado acuerdo alguno al respecto«, ha señalado Gamesa en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El mercado de turbinas eólicas está atravesando un proceso de consolidación. El año pasado, la empresa alemana Nordex compró el negocio de renovables de Acciona por 785 millones de euros, tras lo cual la española controla el 29,9 por ciento de la alemana.

La fusión de los negocios de renovables de Siemens y Gamesa daría lugar al mayor fabricante de turbinas eólicas del mundo por ventas, con una cuota de mercado en torno al 14 por ciento en cuanto a turbinas instaladas en 2014, de acuerdo con los datos de Statista.

Siemens ocupa actualmente el segundo puesto, por detrás de la danesa Vestas. Gamesa es el octavo en la lista.

La división de renovables y energía eólica de Siemens registró un beneficio de 160 millones de euros y unos ingresos de 5.660 millones en el ejercicio que finalizó en septiembre.

Por su parte, Gamesa generó unos ingresos de 2.500 millones en los nueve primeros meses del pasado año, en los que obtuvo un beneficio neto de 122 millones.