A pesar del complejo entorno sectorial, que está experimentando presión sobre los precios; aumento de los costes; e incertidumbre regulatoria en algunos mercados, la compañía alcanzó un margen Ebit pre PPA, costes de integración y reestructuración del 7,1%, en línea con sus previsiones de mercado.

Así, la cartera de pedidos se incrementó un 12% interanual hasta 25.507 millones de euros gracias a la fuerte entrada de pedidos de 12.700 millones de euros (+7.4%). Las ventas crecieron hasta 10.227 millones de euros, mientras que el beneficio neto se duplicó en comparación con el año fiscal 2018, situándose en 140 millones de euros.

“No hay duda de que la energía eólica está alcanzando la mayoría de edad y está liderando una transición energética clave para hacer frente al cambio climático», subrayó Markus Tacke, Consejero Delegado de Siemens Gamesa.

«Estos resultados muestran cómo nos estamos adaptando con éxito a un sector cambiante y que nuestra estrategia L3AD2020 está en la senda correcta para reforzar nuestro liderazgo en la industria y un crecimiento sostenible a largo plazo».

Actividad comercial récord

Siemens Gamesa registró una fuerte entrada de pedidos en Onshore: 9.389 MW (+4,8%).

Los mercados que más han contribuido son Estados Unidos (27%) e India (20%), seguidos por Chile y China, con un 7% cada uno.

La unidad de negocio Offshore creció a doble dígito (+10,9%), impulsada por nuevos mercados como Taiwán, donde se cerraron pedidos en firme por 1,5 GW.

Por su parte, los pedidos de Servicios aumentaron un 13,4% en el año fiscal 2019, hasta 2.715 millones de euros. Esta unidad de negocio, que aporta contratos muy rentables, representa el 47% de la cartera de pedidos de la compañía.

Resultados en línea con las guías

Todas las unidades de negocio incrementaron sus ventas en comparación con el año fiscal anterior: Onshore un 7%, Offshore un 18%, y Servicios un 17%. Este sólido desempeño refleja el reconocimiento mundial de que acelerar la inversión en energías limpias es clave para luchar contra al cambio climático, un asunto que ha captado una gran atención pública e institucional en 2019.

Por ello, la energía eólica tiene un gran potencial y oportunidades de crecimiento a largo plazo. Según la Agencia Internacional de la Energía, el promedio anual de instalaciones eólicas se duplicará prácticamente para 2040 y la inversión ascenderá a los 5 billones de euros en 2050.

A pesar de sus buenas perspectivas, la presión de precios está afectando los márgenes de la industria eólica y consecuentemente la rentabilidad de los fabricantes. En este entorno, la compañía ha conseguido cumplir sus objetivos de rentabilidad gracias a la implementación de su programa de transformación que ha conseguido ahorros de más de 1.400 millones de euros.

Así, ha aumentado su Ebit pre PPA, costes de integración y reestructuración (+4,6% a/a) hasta 725 millones de euros, equivalente a un margen Ebit pre PPA, costes de integración y reestructuración del 7,1%.

Siemens Gamesa también ha trabajado para fortalecer su balance. Así, durante el año fiscal ha optimizado su estructura de deuda y ha mejorado en 248 millones de euros su posición de caja respecto al año fiscal anterior, gracias sobre todo a la mejora del capital circulante, que le ha permitido alcanzar una posición neta de caja de 863 millones de euros a cierre de septiembre.

Además, la compañía está impulsando una estrategia de financiación verde dando nuevos pasos para situarse como uno de los principales impulsores del desarrollo sostenible. “Estamos liderando la financiación verde, y demostrando que la sostenibilidad puede estar presente en cada paso que damos como compañía. De hecho, nuestras turbinas producen energía limpia para millones de hogares y contribuyen a mitigar el cambio climático, uno de los mayores desafíos de nuestra época”, afirmó David Mesonero, CFO de Siemens Gamesa.

Perspectivas para el año fiscal 2020 y control de costes

Los factores adversos que afectan a la industria eólica se mantendrán en el corto plazo, a pesar de las buenas perspectivas de futuro. Como consecuencia, el FY 2020 será un año de transición, con unas ventas entre 10.200 y 10.600 millones de euros y un margen Ebit entre 5.5-7% *.

A largo plazo, Siemens Gamesa espera alcanzar un margen Ebit del 8-10% a partir del ejercicio 2022. Se darán más detalles en un Capital Markets Day que se celebrará en el primer semestre de 2020.

En este contexto, el objetivo de Siemens Gamesa es aumentar su competitividad para asegurar un liderazgo y crecimiento rentables a largo plazo que le permitan responder mejor a las necesidades de sus clientes en una industria cambiante.

Con esta meta, la compañía ha anunciado un programa para ajustar su estructura con una reducción de hasta 600 empleados de oficinas en todo el mundo durante los próximos dos años. Esta reducción afectará fundamentalmente a la unidad de negocio Onshore y a áreas corporativas. Las negociaciones con los representantes de los trabajadores comenzarán esta mañana con la perspectiva de alcanzar un acuerdo en las próximas semanas.

Siemens Gamesa cuenta con un fuerte modelo de negocio gracias a su diversificación geográfica y de negocio, así como la fortaleza de su balance. La compañía está bien posicionada para beneficiarse de este crecimiento debido a su liderazgo en el segmento offshore y su fuerte presencia en los mercados onshore emergentes.

A esto se une su reciente acuerdo para adquirir una selección de activos de Senvion que le posiciona para liderar la siguiente ronda de consolidación del sector. Con ello, Siemens Gamesa reforzará su posición competitiva en un negocio de rápido crecimiento y márgenes altos como el de servicios, ampliando la flota en mantenimiento un 15%, pasando de 60 GW a 69 GW.

Este acuerdo también contribuirá a mejorar su posición competitiva y su cadena de suministro a través de la adquisición de la planta portuguesa de palas Vagos.

Esta instalación reducirá la dependencia de los proveedores de Asia, mitigando la volatilidad en medio de las incertidumbres generadas por los actuales problemas comerciales.