El politólogo que juega de “primer ministro” en el programa que conduce Alejandro Fantino, Animales Sueltos, recibió numerosas consultas por parte de fondos de inversión y desarrolladores de energías renovables interesados en presentar ofertas en la subasta que lanzó el Ministerio de Energía y Minería que dirige Juan José Aranguren.

Berensztein cuenta que se empezó a interesar en el tema hace años, luego de vivir en varios países desarrollados de Europa y en Estados Unidos, donde el mercado crece a buen ritmo. “Las oportunidades de esta industria son infinitas”, destaca. Y entiende que Argentina presenta las condiciones para su desarrollo.

De hecho, las ofertas por más de 6.300 MW de potencia recibidas el 5 de septiembre son para el analista un signo de confianza sobre Argentina y para el largo plazo, considerando que los proyectos de parques eólicos y solares se planifican con un horizonte de 20 años. “La reacción del mercado fue espectacular”, valoró. Sobre todo en lo que respecta a energía eólica y solar.

Por lo que observa de los funcionarios, Berensztein asegura que el sector de las energías limpias ocupa un lugar central en la agenda de Gobierno: “es uno de los segmentos donde hay mayor interés porque Argentina finalmente tiene una regulación percibida como buena por la industria, y el decreto regulatorio (de la Ley 27.191) ayudó en este sentido”. Y resalta que “hay una suerte de consenso que es una de las áreas donde más inversión habrá en el país”.

Lea también: «Apertura de sobres: se ofertaron 6.366 MW en la licitación de energías renovables»

En base a esta primera experiencia de licitación, Berensztein espera un interés incluso mayor para la Ronda 2 del Programa “RenovAr”: “en la segunda subasta va a haber más ofertas, en la medida que no haya ningún desastre. Si fuera mañana debería tener mucha más gente que la anterior, o nueva gente, que no entraron en este primer llamado”.

En su estudio recibió consultas acerca del marco regulatorio, la situación institucional a nivel país y sobre la estabilidad de las reglas del juego en el mediano plazo. Frente a estos temas, cuenta haber respondido con su verdad: “A la gente que nos consultó siempre les dije: este es un país complicado, va a haber movilizaciones y con un camino difícil para el desarrollo; no es sencillo y pavimentado; en ningún lado hay inflación; son cosas raras”.

Y explica: “nosotros lo que hacemos en mi consultora es crear una red; ayudamos a entender el clima de negocios, el mapa de actores; a los socios estratégicos que están afuera asesoramos a navegar la gestión local, provincial, la cuestión sindical, hacemos un trabajo de factibilidad previo, y luego las empresas buscan asesoramiento para tener solidez reputacional”.