SER Colombia explica las causas de la desaceleración de proyectos renovables y propone medidas para detonar la actividad

En exclusiva con Energía Estratégica, Alexandra Hernández, presidente ejecutiva de la institución analiza la coyuntura del país y resalta la necesidad de un marco regulatorio clave que facilite los trámites sociales, ambientales y territoriales para la entrada en operación de nuevos proyectos renovables.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

A pesar del potencial que existe en el país, especialistas advierten un estancamiento en la entrada en operación de nuevas centrales limpias, principalmente, por temas de licenciamiento ambiental. 

Ante las consecuencias del fenómeno de El Niño, el ritmo de la demanda de energía crece exponencialmente y es inminente la necesidad de mayor generación limpia para evitar apagones.

En este contexto, Alexandra Hernández, presidente ejecutiva de la Asociación de Energías Renovables (SER Colombia) analiza la coyuntura del país y sugiere medidas que podrían ayudar a revertir la situación.

Además, hace estimaciones de los proyectos que podrían entrar en operación este año si el país hace los deberes por diversificar su matriz.  

    ¿Cómo se vienen desarrollando las renovables en Colombia, un mercado que ha crecido con fuerza en los últimos años? ¿Ven mayor interés por la inversión internacional en Colombia?

La transición energética en el país avanza a un ritmo más lento del esperado. Si bien en 2023 se aumentó en un 70% la capacidad instalada de FNCER respecto a los años precedentes, esta representa sólo el 3.5% de la matriz de generación. La puesta en marcha de los proyectos en renovables se ve desfavorecida principalmente por un cuello de botella generado en los trámites. Se necesita un marco regulatorio sólido en conjunto con una articulación entre comunidades-gobierno-empresas para poder avanzar en los objetivos de la transición energética.

El país tiene potencial y las señales de transición energética han despertado interés en los inversionistas para generación con las diferentes tecnologías FNCER, además de la confianza que genera la estabilidad regulatoria del sector eléctrico desde la expedición de las leyes 142 y 143 de 1994. 

Sin embargo, son preocupantes los retrasos en la puesta en marcha de los proyectos debido a los trámites, las cargas fiscales impuestas con el Plan Nacional de Desarrollo por las transferencias del 6% y la reforma tributaria, que en un contexto macroeconómico con tasas de interés altas y tasas de cambio altas, no favorecen el cierre financiero de estos proyectos. Lo anterior se refleja en los dos proyectos de las subastas de Contratos de Largo Plazo de Energía de 2019 y 2021 que se cancelaron adicionando seis proyectos más de estas subastas que actualmente se encuentran en cuidados intensivos.

Por ende, insistimos en enfocar todos los esfuerzos en asegurar la entrada de los proyectos que ya se están desarrollando a través de una consolidación del marco de política pública y regulatorio con señales de mercado claras y una mayor articulación entre las empresas, Gobierno Nacional, autoridades locales y las comunidades para facilitar los trámites sociales, ambientales y territoriales. Así mismo, se deben complementar los mecanismos comerciales para lograr el cierre financiero de los proyectos.

Teniendo en cuenta este contexto, ¿De qué dependerá que Colombia pueda construir la cantidad de proyectos que ha asignado en puntos de acceso y conexión a red de más de 6 GW?

La puesta en marcha de los proyectos en renovables se ve desfavorecida principalmente por un cuello de botella generado en los trámites. Se necesita un marco regulatorio sólido en conjunto con una articulación entre comunidades-gobierno-empresas para poder facilitar los trámites sociales, ambientales y territoriales. En particular, se requiere complementar el mecanismo de cambio de Fecha de Puesta en Operación para permitir una gestión de riesgo más rápida por parte de los promotores.

Según las proyecciones de las empresas que nuclean SER, ¿cuántos MW se espera inyectar este 2024?

Según el informe de Ser Colombia publicado en enero de este año, el panorama más alentador para 2024 indica que entrarían en operación comercial 1128 MW de FNCER: 12 proyectos (1.045 MW) que están en fase de pruebas y 9 más que están en construcción (92 MW). El portafolio es aún mayor teniendo en cuenta 44 proyectos adicionales que aún están en fase de desarrollo, en su mayoría con diversos trámites pendientes. Es importante mencionar que esta semana entró en operación Portón del Sol, el primer parque de energía solar despachado centralmente, lo cual es un hito muy importante para la transición energética del país.  

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *