Tal como adelantó Energía Estratégica, la senadora de la UCR, Pamela Verasay, volvió a presentar el proyecto de Ley –descargar- que “tiene por objeto promover la adquisición y uso de sistemas solares térmicos, así como la realización de nuevas inversiones en emprendimientos de fabricación de sistemas para aprovechamiento de energía solar térmica”.

“Vamos a re-presentarlo el primero de marzo luego de un largo proceso de consenso con todos los actores que intervienen en la energía solar térmica”, había asegurado la legisladora a este medio tras haber perdido estado parlamentario el año pasado. Finalmente el proyecto fue ingresado el 14 de este mes.

El proyecto cuenta con la adhesión de 4 legisladoras y legisladores más, entre ellos Guillermo Pereyra, actual titular de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles.

La semana que viene habrá reunión de comisión y una de las expectativas de Verasay es que sea tratado ese mismo día. “Haremos fuerza para que eso suceda”, dijo a este medio una asesora de la legisladora.

Una ventaja comparativa con respecto al año pasado, es que la propuesta deberá pasar sólo por dos comisiones: Minería, Energía y Combustibles y Presupuesto y Hacienda. En 2017 el proyecto tenía previsto el giro por ambos comités además del de Ciencia y Tecnología, lo cual entorpecía su avance.

Lea también: «Con cambios consensuados, se aprobaría ley de energía solar térmica en 2018»

Ahora desde el equipo de Verasay hay más confianza en que el proyecto avance y se transforme en Ley durante este mismo año. Sobre todo considerando de que a la Comisión de Presupuesto y Hacienda la dirige un hombre fuerte del oficialismo: el ex ministro de Educación de la Nación Esteban Bullrich.

Por otra parte, la propuesta cuenta con algunas diferencias con respecto al presentado el año pasado. Una de ellas es incorporar calefones o termotanques solares a edificaciones nuevas y a todo lo que fuera público en un plazo de 2 años, no de 3 años como lo fijaba la propuesta del 2017.

Cabe recordar que el proyecto propone la creación de un Fondo fiduciario para el desarrollo de energía solar térmica (FOSOL) para promover la tecnología en la ciudadanía y además instrumentar “líneas de crédito y de financiamiento para aplicar al desarrollo de la industria nacional en la fabricación de tecnología de aprovechamiento solar térmico”, señala la propuesta.

A diferencia de la Ley nacional de Generación Distribuida mediante energías renovables, N°27.424, donde el fondo FODIS está destinado a la ciudadanía en general, sin tener en cuenta a las provincia, este proyecto fija que “la Autoridad de Aplicación deberá garantizar un trato equitativo y justo entre las distintas jurisdicciones que adhieran a la presente ley”.