“Estamos trabajando en la Secretaría de Energía, con el Ministerio de Trabajo en las paritarias nacionales. Los titulares de los medios dicen ‘Luz y Fuerza firmó un 15%’, lo que no dicen es que firmó por seis meses; eso es lo que dice el acta en el punto 4. Firmamos el 11% para marzo y el 4% para junio, y nos volvemos a sentar en septiembre”, aseguró Moser.

En cuanto al aumento de tarifas, “hay que aclarar que el subsidio de energía que antes cubría el 80% se redujo a un 40% y el otro 60% lo está pagando la gente. En la primera reunión que tuvimos con el ministro dijimos que tenía que ser gradual, para que no choque tanto en el bolsillo de la gente, porque después a eso hay que agregar el valor agregado de distribución, lo que se denomina para salario, inversiones y lo que le queda a la empresa; lo demás es para el pago de energía”, agregó el líder sindical.

Durante la conferencia de prensa, Moser expresó además: “Nosotros que recorremos el país, estamos muy preocupados con lo que pasa en el sector cooperativo con las medidas cautelares que avanzan y retroceden”.

En cuanto a Salto Grande, dijo que el gobernador entrerriano “apostó fuerte por la provincialización, pero también sabemos que este gobierno nacional no va a la estatización”. Como solución alternativa, dijo: “Hay que lograr que el peaje que está cobrando la provincia aumente, que se le entregue más a Entre Ríos para que pueda redistribuir al sector cooperativo y a la energía un mejor precio. He acompañado al gobernador y al presidente de la empresa ante la Secretaría de Energía a realizar esta gestión y estamos permanentemente reunidos por este tema, pero tenemos que ser claros: este no es un gobierno estatista sino por el contrario privatista, entonces uno tendrá que hacer la mejor negociación para que la provincia recaude más a través del peaje y pueda dar una mejor energía”.

“Trabajamos para que la CGT sea una. Desde el primer momento no integramos esta CGT porque no es un cuerpo colegiado, era la forma de juntar al movimiento obrero. Quien les habla no estaba de acuerdo en ningún momento, porque Daer no es dueño de casa, sino adjunto; Acuña responde a Barrionuevo; Smith responde a Moyano ¿Quién toma las decisiones entonces? Queremos que haya un responsable, como siempre tuvo la CGT. Las mezquindades hacen que no podamos estar juntos, como pasa también en el Justicialismo”, finalizó diciendo.

Lea también: «Entre US$ 75 y 90, el precio al que los usuarios comprarían a Cammesa por la cuota renovable»

El nacimiento de los sindicatos a lo largo de todo el país

Hasta 1943, Luz y Fuerza contaba con tan sólo tres Sindicatos (Tucumán en 1919, Rosario en 1928 y Luján en 1934). En ese año nacieron los Sindicatos Río Cuarto, Mar del Plata, Baradero (hoy Zona del Paraná), Corrientes, Capital Federal, Mendoza y Las Flores. En 1944 se sumaron Salta, Córdoba, Villa María (hoy Regional), Bahía Blanca, Pergamino y Mercedes (Buenos Aires). En 1945 se crearon los Sindicatos Luz y Fuerza de Entre Ríos (20 de septiembre) y Jujuy; un año después, con la llegada a la Presidencia por primera vez del General Perón, se crearon los Sindicatos de Luz y Fuerza Del Norte (hoy Chaco) y Santa Fe.

La actividad eléctrica prosperaba y se sumaban Sindicatos, en 1947 se conformaron los Sindicatos Luz y Fuerza de Azul, Olavarría, Río Negro y Neuquén, Venado Tuerto, Lincoln, Punta Alta y Rafaela. En febrero del año siguiente, nace el Sindicato Luz y Fuerza de Rufino.

En julio de 1948, al amparo de una doctrina Humanista, Orgánica y Solidaria comprometida con todos los trabajadores de la energía eléctrica del territorio nacional, nace la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza.

“Eran tiempos en los que comprimir la dispersión geográfica se planteaba como un gran desafío y a fuerza de convicción y compromiso solidario fue posible”, indica la federación en su página web.

Rubricaron el acta fundacional los 29 Sindicatos de Luz y Fuerza del país creados hasta esa instancia, pero en pocos mese fueron 30. A pocos días de nacida la FATLyF, se crea el Sindicato de Luz y Fuerza de Misiones, que se incorpora de inmediato a la entidad federativa.

En junio de 1949 se suma el Sindicato Luz y Fuerza de Tres Arroyos y al celebrar un nuevo aniversario de la Independencia Nacional, el 9 de julio de ese mismo año, nace el Sindicato Luz y Fuerza de Santiago del Estero.

Lea también: «Los proyectos de renovables en el Congreso: dos peronistas al frente de Energía»

En agosto de 1949, la FATLyF consigue su personería Gremial Nro. 130 y un día después sesiona el Primer Congreso Ordinario de FATLyF en la ciudad de Rosario, firmando el 31 de agosto el primer Convenio Colectivo de Trabajo de alcance nacional. Es en ese Congreso donde se instituye el 13 de julio como el Día del Trabajador de la Electricidad.

En 1950 ven la luz los Sindicatos Luz y Fuerza de Concepción del Uruguay, Coronel Suárez, La Rioja y Cañada de Gómez, y en esa intensa actividad sindical, en 1951 los Compañeros catamarqueños le dan vida al Sindicato Luz y Fuerza de Catamarca y un año después los aires andinos dan vida al Sindicato Luz y Fuerza San Juan. Ya entrado 1960 se forma el Sindicato de Luz y Fuerza de Bariloche, en 1961 el Sindicato de Luz y Fuerza Patagonia, en 1962 el Sindicato de Luz y Fuerza de San Nicolás y nueve años más tarde en 1971 el Sindicato de Luz y Fuerza de Formosa.

El devenir institucional marcó la desafiliación del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata y esa jurisdicción fue cubierta por el Sindicato de Luz y Fuerza de General Pueyrredón en 2001, en tanto que en 2009, los Compañeros de la Provincia del Fuego se desprenden del Sindicato Patagonia y crean el Sindicato de Luz y Fuerza Austral.

“Así la dinámica de la historia desde los incipientes tiempos de la vida sindical en nuestro país y el protagonismo de Luz y Fuerza en la historia nacional sosteniendo y creciendo siempre sobre la base de los más altos valores sindicales y sociales”, finaliza la reseña realizada por el propio gremio.

Fuente: El Entre Ríos (Edición Impresa).