La información actualizada por el organismo indica que en 2018 se incorporaron 9.671 kW de potencia de generación distribuida, esquema que regula la Ley 20.571.

Esta legislación es la que plantea las reglas de un sistema que permite la autogeneración de energía en base a Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y cogeneración eficiente.

De acuerdo al reporte de la CNE que analiza Energía Estratégica Chile, la potencia instalada total acumulada de generación distribuida alcanzó el año pasado 21.214 kW.

Así se concluye en base al listado de las instalaciones inscritas ante la Superintendencia de Electricidad y Combustibles mediante el Trámite Eléctrico TE4.

En tanto, en 2018 se realizaron 1.835 nuevas conexiones, aproximadamente un 40% más de lo que resultó en 2017 (1.321), lo que marca un crecimiento significativo del mercado en cantidad de instalaciones.

En base a estas cifras, se estima que el promedio de las unidades instaladas durante 2018 alcanzó 5.3 kW, apalancadas por los sistemas de energía solar fotovoltaica.

En total, existen en Chile 3.611 instalaciones bajo este esquema de generación de energía limpia.