Pinasco recibió la renovación de autoridades a nivel nacional con expectativas, en función del apoyo manifiesto que mostró el Ministro de Energía Juan José Aranguren por las energías limpias, creando la Subsecretaría de Energías Renovables en cabeza de Sebastián Kind.

Estamos entusiasmados y expectantes por la asunción del nuevo Gobierno; esperamos que en esta nueva etapa, en la que se apuesta al diálogo con todos los sectores, la biomasa pueda realizar los aportes para una efectiva reglamentación de la Ley 27.191”, expresó el empresario de Córdoba.

Destacó que “la ley es un gran avance, ya que ha puesto la discusión de las energías renovables sobre la mesa, aportando herramientas importantes en lo que respecta a aspectos impositivos, y financieros, creando un fondo específico”.

Con el objetivo de manifestar sus valoraciones, Pinasco cuenta que cursará al Ministerio de Energía una nota para ponerse a disposición. “Estamos convencidos en la importancia de diversificar la matriz energética con todas las tecnologías disponibles en el mercado; la Biomasa presenta un gran potencial en nuestro país, al igual que las energías solar, eólica y mini-hidroeléctrica”, sostuvo.

Una de los temas que Pinasco propone revisar de la Ley 27.191, tiene que ver con el precio máximo de 113 dólares para el MWh, consensuado en su momento por Kind, autor del texto, con Axel Kicillof, ex Ministro de Economía.

Con este precio base para la compra obligatoria por parte de las empresas, Pinasco define que en este orden solo se está considerando el precio por Mwh, dejando de lado aspectos relevantes que pueden aportar las centrales de Biomasa, como es el de garantizar la disponibilidad de Potencia, la posibilidad de instalarse en distintos puntos del Pais, instalarse sobre sistemas de distribución periféricos mejorando de esta manera el servicio, que salvo excepciones (biomasas residuales) utilizan para su funcionamiento, biomasas con costo, que son centrales de baja potencia y que ello permite la participación en su operación y construcción de pequeños inversores, pero que dada todas estas particularidades si se equipara su costo de generación con centrales de tipo interrumpibles y sin costo de combustible como por ejemplo las Eolicas, va a ser muy dificil que se puedan desarrollar muchos proyectos”

Pinasco mencionó que muchas de estas ideas fueron planteadas anteriormente: “se hicieron llegar muchas propuestas desde el sector durante la discusión  del texto aprobado de la ley 27.191, pero en ese momento fue imposible incorporar aspectos que contemplaran diferencias en los valores por tipo de fuente, situación que esperamos ahora que con la nueva conducción, predispuesta al dialogo y a escuchar los aportes que desde cada sector se pueda hacer, y se logre una reglamentación de la Ley que incorpore algunas herramientas que ayuden a la diversificación de la matriz”, analiza.

Y acentúa: “estoy realmente esperanzado en que estos aspectos sean estudiados y considerados en el proceso de reglamentación”.