¿Qué opinión le merece al número de ofertas que recibió el Ministerio de Energía y Minería?

Desde la Provincia observábamos que la cantidad de ofertas que se iban a recibir superarían el cupo de 1000 MW propuesto para esta primea ronda, no obstante nos sorprendió gratamente saber que se alcanzaron ofertas por más de 6000MW, un verdadero logro que da aliento.

Nos alegró mucho también saber que la Provincia de Salta recibió la mayor cantidad de ofertas en lo que a generación fotovoltaica respecta, señal de que vamos por buen camino.

¿De qué dependerá el éxito de esta licitación?

En primer lugar entiendo que, como en toda licitación, el éxito dependerá de la transparencia del proceso en sí mismo en todas sus etapas hasta la adjudicación. Luego de ello, obviamente, que los proyectos adjudicados se ejecuten conforme los pliegos y los respectivos contratos, en los tiempos y formas allí establecidas.

En segundo término, sería cubrir la totalidad de MW ofertados y, atendiendo a la gran cantidad de proyectos, evaluar una ampliación del cupo original (1000 MW) siguiendo un poco lo que se hizo con la generación térmica, permitiendo que las Empresas interesadas y que cumplan con los requerimientos necesarios puedan ejecutar sus proyectos, lo que generará un impacto positivo en todo sentido, por ejemplo desde acercarnos a los objetivos de la Ley 29.171 a crear puestos de trabajos, por nombrar algunos. 

¿Salta evalúa crear una empresa estatal para apalancar proyectos de energía renovables, tal como lo hicieron provincias como Jujuy, Mendoza o San Juan?

Salta ya la tiene. REMSA es una Sociedad Anónima con capital estatal mayoritario, creada en el año 2008, dedicada exclusivamente a las cuestiones energéticas y mineras, que hoy trabaja activamente y en conjunto con la Secretaria de Energía de la Provincia a fin de crear el escenario ideal para el desarrollo de las renovables.

Lea también: «Emilio Guiñazú sobre el RenovAr: “Creo que con muy poco se hubiera logrado poner una fuerte semilla para la industria local”»

La política de fomento del Gobierno de Salta es claramente incorporar valor agregado a la materia prima que se produzca en suelo salteño, incluido el sector energético.

En esta primera ronda la empresa  participó en la negociación y firma de los contratos de locación de los inmuebles fiscales para el desarrollo de los proyectos.

La idea es que en las sucesivas rondas pueda participar ya sea por si misma o asociada con otra empresa.

¿Qué opinión le merece a como se desarrolló el proceso licitatorio RenvoAr? ¿Hay aspectos por corregir en próximas licitaciones?

La impresión que tuvimos es que el  proceso se desarrolló normalmente. Siempre hay cuestiones que corregir y mejorar. No debemos olvidarnos que este es el primer gran paso que está dando todo un país abriéndose al mercado de las renovables.

Oportunamente se realizaron algunas observaciones y/o sugerencias, algunas de las cuales fueron receptadas. Por otro lado debo aclarar que las mismas fueron realizadas desde el rol que el compete a la Secretaría a mi cargo.

Lea también: «Gobierno de Salta relevó en dos zonas nueve empresas que se presentarán a la licitación con proyectos de energía solar»

¿Cree que el Gobierno nacional debió haber consultado más a las provincias en el momento de haber confeccionado el plan de licitaciones de proyectos de energías renovables?

Entiendo que siempre la consulta previa es enriquecedora y permite lograr mejores resultados.

Más allá de los datos o de la información que puedan tener los organismos nacionales y de sus buenas intenciones, nadie conoce mejor la realidad, la necesidad y los potenciales de cada provincia que los propios gobiernos provinciales.

¿Qué aspectos debieron haber sido consultados?

Algunos aspectos que debieron ser consultados, por ejemplo, es la ubicación o disponibilidad de tierras para el desarrollo de proyectos, la normativa local en materia ambiental y los plazos administrativos para su adecuado cumplimiento.

Todo ello al sólo efecto de trabajar coordinadamente y que los planes licitatorios guarde cierta armonía con las normas locales preexistentes.