Secretaría de Energía inicia un proceso para recibir aportes para la Transición Energética del Sector Eléctrico en Panamá

En cada región se dialogará sobre los beneficios principales de la transición energética para reducir la brecha de desigualdad energética proveyendo de energía eléctrica a quienes no tienen acceso.

La Secretaría Nacional de Energía (SNE), con apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizó en la ciudad de David, la primera sesión del proceso de escuchar a las voces de la población sobre la Transición Energética del Sector Eléctrico, a bien de perfeccionar la propuesta de reformas a la legislación y construcción de la viabilidad sociopolítica.

A esta convocatoria de Escucha Activa asistieron personas provenientes de distintos sectores de Chiriquí y la Comarca Ngäbe Buglé, a quienes se les ha escuchado sus preocupaciones, experiencias y aportes de todo tipo. Entre ellos participaron residentes de comunidades como San Félix, Río Sereno, San Andrés, Caracol/Hato Pilón y Jirondai, varias autoridades locales, representantes de empresas, municipales, instituciones académicas, gremios, organizaciones sin fines de lucro y fundaciones: AECID, FASCOM y FUNDICCEP.

La prioridad es satisfacer las necesidades de la población garantizando el acceso a una energía limpia, asequible, segura y sostenible, donde la gobernanza energética es imprescindible.

Este proceso de Escucha Activa se estará realizando también esta semana en otras regiones del país, para escuchar y tabular los aportes de las personas de todas las cinco regiones del país, con el fin de afianzar los pasos para el proceso de perfeccionamiento legislativo y construcción de la viabilidad sociopolítica respecto a la implementación de la Agenda de Transición Energética y la internalización social de los cambios que generará transitar hacia el uso sostenible de la energía en todos los aspectos de la economía.

La SNE persigue con este proceso de diálogo recabar de manera transparente e integral las contribuciones y consideraciones de la población con el objetivo de robustecer la propuesta de ley para el impulso de la Transición Energética, Democratización y Fortalecimiento del Servicio Público de Electricidad con los siguientes beneficios:

  1. Incremento en el acceso a la electricidad al 2030:  esta propuesta busca incrementar la disponibilidad de recursos para facilitar y acelerar la electrificación rural por medio de energías renovables para reducir la brecha de desigualdad energética proveyendo de energía eléctrica a quienes no tienen acceso.
  2. Más alternativas para la prestación del servicio eléctrico: habilitar la participación de nuevas empresas donde el usuario de la electricidad pueda seleccionar directamente quien pueda ser su proveedor del servicio eléctrico (actividades de comercialización) junto a habilitar el activo rol del consumidor como productor de energía. Esta estructura fomenta la democratización del servicio eléctrico mientras se empodera a los clientes al poder elegir su suministrador más allá del distribuidor actual.  Además, se habilitan los servicios de almacenamiento y de agregación para generar nuevas oportunidades de comercialización de la energía que puedan generar los prosumidores.
  3. Ahorro económico para el consumidor final: la implementación de tecnologías verdes en residencias o comercios resulta en la utilización de la energía solar para producir electricidad, lo cual reduce los costos de la factura eléctrica substancialmente.
  4. Creación de nuevos empleos: el impulsar el uso de tecnologías sostenibles activa el crecimiento económico generando puestos de trabajo directos e indirectos debido al aumento de oportunidades para instalar energías limpias a nivel nacional, impactando positivamente todas las provincias y comarcas.
  5. Beneficios ambientales: contar con energía Limpia en una gran cantidad de hogares y comercios disminuye la contaminación ambiental, ayudando a contar con un aire más puro, mejorando la salud de las personas, y facilita que el panameño común también contribuya a disminuir el impacto del cambio climático en el planeta.

Este es el resultado de dar cumplimiento a las metas descritas en las estrategias nacionales confeccionadas con el objetivo de alcanzar los Lineamientos Estratégicos de la Agenda de Transición Energética de Panamá.

En cada región se dialogará sobre estos cinco beneficios principales de la transición energética para reducir la brecha de desigualdad energética proveyendo de energía eléctrica a quienes no tienen acceso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *