Las condiciones climáticas y la irradiancia solar en la provincia de Mendoza, no sólo permite una favorable amplitud térmica y óptimas condiciones de maduración para viñedos al pie de las montañas de los Andes. También se puede sacar provecho a la tecnología de las celdas solares para la generación energética en este escenario.

De ahí es que la decisión que tomaron desde la Bodega A16 es todo un acierto. Su titular, Gerardo Cartellone, con la visión y convicción de hacer más sustentable la elaboración de sus productos decidió incorporar un sistema fotovoltaico en su complejo.

Para ello, se contactó con Aldar S.A. empresa que se dedica a brindar soluciones energéticas sustentables desde 1992. La empresa que es dirigida por el Ing. Darío Poveda, se encargó de la instalación de un sistema fotovoltaico de generación distribuida en la bodega ubicada en la localidad de Perdriel en Luján de Cuyo, Mendoza.

Se trata de un primer piloto de generación solar fotovoltaica conectado a la red eléctrica, de 10kW de potencia instalada, que abastecerá parcialmente el autoconsumo energético del complejo donde A16 produce sus bebidas de alta gama.

Lea también: Aldar anuncia el lanzamiento de la primera franquicia de energía solar fotovoltaica en Argentina

“Amor por el Vino” es el slogan de la bodega que ahora incorporará, dentro de los cuidados especiales dentro de su producción, medidas sustentables para la autogeneración de energía.

A16 se convierte así en la primer bodega en incorporar generación eléctrica a través de un sistema de generación distribuida a través de tecnología fotovoltaica en Mendoza.

Según se informó a Energía Estratégica, la intención de Gerardo Cartellone es ampliar el sistema de generación solar próximamente, para lograr abastecer la mayor parte de del consumo energético del establecimiento que se dedica a la producción de uvas y posterior elaboración de una amplia gama de vinos y espumantes.