Desafío Eco es una competencia automovilística en donde lo importante no radica en la competición en sí, sino en el desafío de participar. Los estudiantes de escuelas secundarias técnicas de todo el país, a partir de lo aprendido durante sus años de cursado y el asesoramiento de sus profesores, deben diseñar y construir kartings ecológicos alimentados por baterías eléctricas con el objetivo de recorrer el mayor tramo posible en una hora y media, tiempo total que dura la competición.

Durante 2012, año inaugural del evento Desafío Eco, sólo participaron menos de 20 colegios. A partir del 2014, con la intervención del Ministerio de Educación a través del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), el número se elevó a más de 80 y durante la primera competición de este año, realizada en Ciudad de Bueno Aires el domingo 16 y lunes 17 pasado, concurrieron más de 900 alumnos y docentes provenientes de 121 escuelas técnicas de todas las provincias del país. Entre ellas, participaron un colegio uruguayo y otro guyano.

En diálogo con energiaestrategica.com, Eduardo Aragundi, Director Ejecutivo del INET, cuenta que el gobierno nacional, tras considerar este tipo de proyectos como un contacto temprano de los jóvenes con las energías renovables y una aplicación práctica de lo aprendido durante los años de cursado, reconoció necesario apoyar a las escuelas técnicas estatales en su participación.

Actualmente el estado destina alrededor de 10 millones de pesos en equipamientos, como la entrega de baterías de 12 V (talla obligatoria según el mismo reglamento expedido por el propio INET) y el traslado y estadía para que chicos de todo el país puedan participar.

La próxima cita tendrá lugar mañana sábado 29, donde se realizará una clasificación previa a la competición del domingo 30 en el Autódromo Provincial de Termas de Río Hondo, Santiago del Estero. Se espera una concurrencia similar a la del Capital Federal: casi mil personas, considerando que cada escuela presenta un equipo de entre 8 y 10 miembros.

El chiste está en llegar. Gana el que da más vueltas en esa hora y media, por lo que se necesita de un buen plan de carrera y de un equipo bien diseñado”, reconoce Aragundi, quien considera que el objetivo es “promover la pedagogía desde varios aspectos”. El profesor señala que con Desafío Eco no sólo se busca surcar criterios de sustentabilidad en los jóvenes y una aplicación práctica de la teoría aprendida, sino promover el trabajo en equipo.

Por ejemplo, explica que uno de los requisitos es que a mitad de tiempo de carrera haya un cambio de conductor, por lo que la entrada a boxes debe ser dinámica. Lo mismo sucede con la velocidad, si bien estos kartings pueden llegar a alrededor de 30 Km por hora, es necesaria una buena planificación que administre el consumo de la batería, ya que se puede quedar fuera de competencia antes de la hora y media.

Es fascinante ver con el entusiasmo y el compañerismo que participan los jóvenes”, expresa.

Jóvenes premiados durante la primera competición.

Jóvenes premiados durante la primera competición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reconocimiento mundial y futuras competiciones

El proyecto Desafío Eco llega a la Argentina, avalado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), en el año 2012. Actualmente está a cargo de Desafío Eco S.A. en conjunto con el Ministerio de Educación, a través del INET, y cuenta con el soporte técnico del Automóvil Club Argentino (ACA).

Aragundi cuenta que el evento se realiza en una veintena de países en los 5 continentes del mundo y que la FIA destacó a la Argentina como el país que tiene más escuelas técnicas públicas participando. Asimismo, “somos el país que mayor número de autos tiene en competencia en la categoría de autos ecológicos”, subraya.

Las próximas competiciones tendrán lugar el 12 y 13 de septiembre en Santa Rosa, La Pampa, y el 3 y 4 de octubre en el autódromo Juan Manuel Fangio, ciudad de Balcarce, provincia de Buenos Aires.

En Balcarce va a haber una novedad –anticipa el Director Ejecutivo del INET-, además de la coronación, se va a realizarse la primera carrera panamericana del Desafío, donde participarán vehículos de toda Latinoamérica”. Revela que de ser posible en términos organizativos, el año que viene se darán competiciones de esa amplitud internacional.