El Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (PERMER), vigente desde 1999, acaba de lanzar la primera licitación de su segunda etapa. El proceso apunta a la provisión e instalación de aproximadamente 6.500 equipos fotovoltaicos para el abastecimiento eléctrico en sectores rurales dispersos dentro de las provincias de Catamarca, Chaco, Salta, Neuquén, Entre Ríos y La Pampa.

Tal como puede observarse, el pliego (ver pliego base) está conformado por 13 lotes y beneficiará a unos 26 mil usuarios. Según fuentes oficiales, “en esta primera etapa, está prevista la instalación de paneles solares solamente en hogares que se encuentran alejados de los centros urbanos; aunque el objetivo del PERMER es facilitar el acceso a la electricidad también en establecimientos públicos como escuelas, hospitales y parques nacionales”.

Como parte de una segunda etapa, se espera una nueva licitación para la provisión e instalación de casi 6.100 equipos solares más, esta vez a instalarse en las provincias de Tucumán, Corrientes, Río Negro, San Juan, Santa Cruz y nuevamente Salta. En este caso, el pliego estará compuesto por 11 lotes y favorecerá a más de 24 mil personas.

El monto de inversión estimado para ambas etapas (que hacen a la compra de alrededor de 12.600 equipos solares fotovoltaicos) ronda los 15 millones de dólares.

Se puede acceder al pliego durante el día de hoy, en los diarios económicos de tirada nacional, BAE y Ámbito Financiero. Además, puede verse en la web del proyecto www.se.gob.ar/permer/ y en la de la Oficina Nacional de Contrataciones, www.argentinacompra.gov.ar.

Vale destacar que el PERMER cuenta con una capacidad de inversión de cerca de 240 millones de dólares para la compra de equipos. 200 millones provienen de un crédito aportado por el Banco Mundial (BM) y los fondos restantes se conforman por partidas de las provincias y de Nación.

Estos dos primeros pliegos están orientados a la provisión de hogares que se encuentran alejados de los centros urbanos. No obstante, el proyecto incluye proveer de electricidad a establecimientos públicos como las escuelas, hospitales y parques nacionales.