Este mes se generaron los primeros intercambios del año entre distintos actores del sector de renovables. En relación a licitaciones públicas, EPCistas ya estuvieron ofreciendo sus servicios en el marco de distintos concursos; en el lado privado, distintos fabricantes recibieron consultas generales de pequeños y grandes usuarios.

Empresarios del exterior confían en el crecimiento del mercado de generación eléctrica de fuente renovable en Argentina pero se manejan con cautela. “Hoy estamos abocados a determinados proyectos en el país pero aún no estamos anotados en el Registro de Proveedores de Energías Renovables (ReProER), decidimos todavía no abrirnos totalmente al mercado para no hacer el paso más largo ahora, pero la intención está”, compartió el Ingeniero Gian Carlo Vivone, Coordinador de Proyectos en Enerray SpA.

Desde la empresa Enerray, que lleva 9 meses trabajando en el país, perciben gran interés de distintos clientes en el rubro renovables en general, más específicamente en tecnología solar fotovoltaica.

El año pasado ganaron un proyecto de una licitación de casi 15 millones de dólares y ya planifican los avances. En este principio de año se presentarán en otra licitación, que cerrará el mes próximo, por lo que una gran apuesta está en seguir este camino.

Por lo pronto, el eje de la empresa está concentrado sobre la mayor demanda de trabajo actual que está en los pequeños proyectos que ya tienen cerrados, estos proyectos son en su mayoría “Off grid”, o desconectados de la red.

Las nuevas oportunidades no son descartadas. Hoy entran consultas de grupos inversores extranjeros, que normalmente vienen por Brasil (porque tienen una sede central en São Paulo) y se derivan a Argentina.

Ya se prevén proyectos de generación distribuida de 2 o 5 MW con paneles solares fotovoltaicos y no se deja a un lado la posibilidad de ser epecistas de proyectos de la Ronda 2 de RenovAr en su fase 1 y 2, tanto como en ediciones venideras.

Lea también: «Empresarios plantearán al Gobierno una propuesta a la ley de generación distribuida»

“No estamos para especular, estamos acá para asentarnos y desarrollar el mercado. Somos una empresa con solidez financiera y técnicamente muy preparada que está con disponibilidad para hacer propuestas de EPC (Engineering, Procurement and Construction) y a disposición para consultas, para mejorar el sistema de renovables ayudando a empresas que quieran entrar en este rubro o instalar este tipo de tecnología”, detalló Gian Carlo Vivone.

Una de las preocupaciones del sector hoy está en la suba de los paneles solares. El precio final del equipamiento, que sufrió un incremento respecto al año pasado, ahora tendrá que evaluar nuevamente costos incluyendo incrementos en mano de obra local.

Pero el panorama no es desalentador para el mercado que encontró estabilidad en otros aspectos, como construcción y material eléctrico en general donde Argentina es competitiva; además, se pretende la continuidad que sólo podría darla una buena reglamentación, por lo que este año se esperan avances jurídicos importantes.

“El 2018 lo veo como un año que será muy favorable. Se cerrarán muchos temas que se abrieron en el 2017, leyes y reglamentaciones por ejemplo tomarán forma”, opinó Vivone.

Con respecto a las normas de etiquetado, completó diciendo que “es muy importante desde el punto de vista de garantías y desde el punto de vista financiero que todos los productos que se utilicen para hacer parques fotovoltaicos tengan características comunes para todos, de manera que cuando se salga para un banco o entidad financiera para un préstamo estas tengan un respaldo”.

Este año Enerray empezará el proceso de operaciones de instalaciones por lo que será fundamentalmente un año de obras, pero no descuidaran el marketing ya que el interés de asentarse en el mercado existe. Para certificar lo que la empresa está haciendo, de octubre del año pasado a este año incorporaron más recursos humanos y estas personas ya se encuentran empleadas en distintas partes del país como Chaco, Salta, Tucumán, Neuquén, Río Negro, Mendoza y Buenos Aires.