Las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) arrojaron un triunfo abrumador para el Frente de Todos, encabezado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner. La dupla obtuvo más del 47% de los votos, 15 puntos por encima de la fórmula presidencial de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto.

El resultado vaticina la victoria de Fernández-Kirchner en las elecciones de octubre. De ser así, asumirán a la presidencia argentina el 10 de diciembre de este año.

Según pudo saber este portal de noticias, el nuevo panorama político obliga a la Secretaría de Energía a evaluar la conveniencia del lanzamiento de la Ronda 4 del Programa RenovAr, que estaba prevista para fin de año.

La subasta de energías renovables había sido anunciada en Europa por el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, ante empresarios. Y fue ratificada días atrás en China, en una visita comercial.

Contemplaba la construcción de grandes proyectos con sus respectivas líneas de transmisión, debido a las restricciones del sistema eléctrico argentino. Sin embargo, ahora el proceso está en dudas no sólo por el probable cambio de gestión sino por la fuerte suba del dólar, que supera los 57 pesos, y un alza en el riesgo país que atraviesa los 900 puntos básicos.

Lea también: «Objetivo 1.000 MW: en exclusiva, las pautas de la licitación de energías renovables “RenovAr 4” que el Gobierno lanzaría en Noviembre»

Al respecto, Energía Estratégica dialogó con actores que actualmente están asesorando a Fernández en temas energéticos, los cuales podrían integrar su futuro equipo.

Para ellos el lanzamiento de la Ronda 4 «sería un error», sobre todo teniendo en cuenta que todavía existen varios emprendimientos adjudicados en licitaciones anteriores que tienen serios problemas para cerrar sus contratos financieros.

Además, argumentan que la Ronda 4 arrojaría precios por MWh que serían altos en términos comparativos con el gas de Vaca Muerta, teniendo en cuenta que la construcción de las líneas de transmisión encarecerían los contratos.

Una de las fuentes consultadas explicó que la asunción de Alberto Fernández a la presidencia no significaría el fin de las renovables en Argentina, al punto que evaluarían la continuidad de algunos procesos.

Lea también: «Central Puerto para la Ronda 4: “Tenemos 600 megavatios en desarrollo para conectar en Bahía Blanca y Chubut”»

Uno de los sistemas que les resulta atractivo es el Mercado a Término de Energías Renovables (MATER), que promueve el desarrollo de contratos bilaterales entre actores del sector privado y que ha logrado acuerdos a precios competitivos.

Otro proceso que ha resultado interesante en el entorno de Fernández es la subasta Mini Ren Ronda 3, licitación exclusiva para el desarrollo de pequeños y medianos proyectos (desde 0,5 a 10 MW) que aprovechó la capacidad de líneas de media tensión (13,3 kV, 33 kV y 66 kV) y obtuvo precios competitivos: 58 dólares por MWh en promedio para centrales eólicas y solares sin incentivos, a diferencia de ruedas licitatorias anteriores.