Schiavoni formuló el anuncio durante un acto realizado en la localidad correntina de Ituzaingó.

El proyecto Aña Cuá implicará un incremento de 9% en la potencia instalada en la central de Yacyretá, que aportará energía para el sistema interconectado nacional cuando esté terminada la obra.

El objetivo oficial es poner en marcha en julio de 2018 la provisión de equipamiento electromecánico y las obras civiles del brazo Añá Cuá sobre el río Paraná, dijo Schiavoni a Télam tras la presentación realizada junto a Jorge Marcolini, subsecretario de Energía Hidroeléctrica de la Nación.

Los trabajos de ampliación de la capacidad instalada de la central hidroeléctrica Yacyretá generarán 3.000 puestos de trabajo.

Esa cifra tiene en cuenta que las obras que se emprenderán sobre el brazo Aña Cuá generarán 500 empleos directos, a los que deben añadirse otras 2.500 nuevas fuentes laborales indirectas.

La central hidroeléctrica Yacyretá es un emprendimiento binacional compartido por la Argentina y Paraguay que opera con una potencia instalada de 3.100 Mw y que pueden generar un promedio anual de 19.000 gigawatts/hora.

A partir de la puesta en funcionamiento de Añá Cuá se sumarán a ese volumen un promedio anual de entre 1.700 y 2.000 gigawatts/hora que producirán tres turbinas tipo Kaplan de eje vertical de 92 MW a instalar en ese sector.

«La producción de Añá Cuá representará un nueve por ciento de la energía que hoy genera Yacyretá, que actualmente es el 15 por ciento del total del sistema interconectado», indicó el subsecretario Marcolini en diálogo con Télam.

El proyecto contempla que tras el proceso licitatorio de enero próximo se establezca un plazo de obras de 50 meses.

Lea también: «La Argentina y Paraguay planificaron con la UNLP la ampliación de Yacyretá»

«La adjudicación pretendemos que sea rápida dentro de los términos legales, algo que se puede cumplir en el primer trimestre para que las obras inicien en julio del año que viene», indicó Schiavoni a Télam.

La previsión oficial es que «en 45 meses esté instalada la primera turbina y la tercera al final del plazo», precisó el director ejecutivo de la Entidad Binacional por la parte argentina.

Se estima que de los 610 millones de dólares que exigirá la inversión total, las obras civiles representen alrededor del 60 por ciento del monto y las de provisión electromecánica el 40 por ciento restante.

El financiamiento será con recursos propios de la compañía binacional y según dijo Schiavoni «no habrá aportes extraordinarios de los tesoros de los estados ni de organismos multilaterales».

La obra civil, que será licitada el 16 de enero, estará constituida por un canal aductor, dos presas laterales de tierra, la casa de máquinas, canal de fuga y la instalación de un ascensor de transferencia de peces.

El equipamiento electromecánico, a licitar el 30 de enero, estará compuesto por las tres turbinas Kaplan de 92 Mw cada una, tres generadores de 100 Mva., puente grúa y grúa pórtico, una estación de maniobra y un sistema de automatización, control y protección.

«La central se construirá en seco, utilizando la presa Isla Yacyretá como ataguía de aguas arriba y las presas laterales de tierra serán un empalme de 650 metros de longitud, entre la casa de máquinas y la presa existente», graficó Schiavoni en la presentación realizada en la hostería Yacyretá de la ciudad de Ituzaingó.

Para ese trabajo explicaron además que se deberá remover un tramo de 310 metros de la presa existente en correspondencia con la embocadura del canal de aducción.

A su vez Marcolini hizo hincapié en que se trata de un emprendimiento de bajo impacto ambiental ya que «no generará superficie inundada ni demandará relocalizaciones, incorpora estructura para el pasaje de los peces y aporta más energía de una fuente renovable al sistema interconectado nacional».

Vale señalar, el aporte que Yacyretá hace actualmente al sistema nacional representa el 45 por ciento de lo que generan todas las centrales hidroeléctricas del país.

Lea también: «Paraguay y la Argentina pactan deuda de u$s 4000 millones por Yacyretá»

«La firma del acuerdo entre los presidentes Mauricio Macri y Horacio Cartes que propicia el ordenamiento financiero de Yacyretá fue el hito que nos permite hoy avanzar en este proyecto de modernización y ampliación del parque generador», sostuvo Schiavoni en la presentación realizada en Ituzaingó.

Asimismo, existe un proyecto de ampliación de la central, que cuenta con 20 turbinas y prevé incorporar tres más, pero actualmente está siendo «reanalizado», según indicó Schiavoni, «en función de que se haga la represa Itatí-Itá Corá».

«Si se hace la represa de Itatí-ItáCorá la posibilidad es de incorporar 10 turbinas, por lo que el avance del proyecto de ampliar la central está vinculado a las definiciones que se tomen en torno de esa obra aguas abajo, donde se va a poder hacer una restitución del lago», amplió el funcionario.

El proyecto original de Yacyretá contemplaba la instalación de 30 turbinas.

Fuente: Ámbito.