Desde fines del 2017, el Gobierno de Mauricio Macri instrumentó sucesivas licitaciones trimestrales para proyectos de energías renovables.

A los ganadores se les asignó prioridad de despacho (en nodos de red), de manera tal que los generadores, a través de estas centrales de energía limpia, pudieran celebrar contratos de abastecimiento con usuarios del sector privado (empresas e industrias). Una buena manera de ordenar el mercado bilateral.

Tras la victoria del Frente de Todos al mando del Gobierno argentino, una de las incógnitas que surgieron en el sector era si la flamante gestión de Alberto Fernández lanzaría o no la subasta correspondiente al cuarto trimestre de este año.

Según confirmaron a Energía Estratégica fuentes oficiales, la licitación se llevará a cabo. La fecha de lanzamiento que tenía prevista la gestión anterior es el martes 31 de diciembre. Hasta el momento se mantiene el cronograma.

Ahora la pregunta es si se presentarán ofertas y, de hacerlo, si desembolsarán los respectivos fondos de caución.

Desde el cuatro trimestre del 2018, las cuatro rondas licitatorias sucesivas hasta esta parte han quedado vacantes: sin adjudicaciones. Principalmente porque los adjudicatarios no presentaron las cauciones.

Algunos empresarios del sector consultados por este medio confiaron que tienen interés en presentarse en esta rueda licitatoria, que una vez lanzada lo evaluarán con sus inversores y financistas.

Fuente: CAMMESA

Hasta el momento, se han adjudicado 48 proyectos de energías renovables por 1.153,6 MW, conformados por: 22 eólicos, por 866,1 MW y 26 solares fotovoltaicos, por 287,5 MW.

Según el último informe de CAMMESA, hasta el mes de agosto pasado se celebraron 642 contratos entre privados, por 845.702 MWh de energía limpia, provenientes de 12 centrales, 9 eólicas y 3 solares fotovoltaicas.

Fuente: CAMMESA

Tras firmar 642 contratos bilaterales de energías renovables Argentina prepara una nueva subasta