Pablo De Benedictis es co-fundador de la empresa Goodenergy, la cual ofrece al mercado equipos solares térmicos y fotovoltaicos.

Según cuenta a Energía Estratégica, en lo respectivo a colectores solares, durante el 2014 triplicaron el nivel de ventas. Más allá del crecimiento particular de la compañía, el referente destaca: «Hablamos con otros proveedores y coincidimos en que el mercado creció«.

Al mayor consumo se lo amerita a 2 propósitos radicales: el aumento de la tarifa de gas anunciada durante el pasado mes de abril y la difusión de las bondades económicas y ambientales que ofrecen estos dispositivos solares.

«El principal disparador fue el aumento del gas«, considera. Si bien la polémica medida de la suba tarifaria fue resistida por buena parte de la sociedad, el hecho de que se genere inestabilidad en la posibilidad de futuros aumentos y el desarrollo de tecnologías solares térmicas provocó que muchos usuarios comiencen a adquirir sus propios termotanques sustentables.

El empresario cuenta que la ciudadanía está teniendo un mayor conocimiento sobre las ventajas de este tipo de equipos que no sólo permite hasta un 80 por ciento de ahorro en gas natural sino que ayuda a reducir el impacto ambiental al no permitir la quema de dicho combustible fósil. «Años anteriores recibíamos consultas pero no se concretaban las ventas. Durante este año cerramos muchas de las ventas en el primer contacto telefónico«, ejemplifica.

La joven empresa Goodenergy hace 4 años que está en funcionamiento y, según De Benedictis, este último año la prolífera demanda les permitió la apertura de distribuidoras en grandes provincias como Mendoza y Córdoba, además de otras localidades en provincia de Buenos Aires, donde los niveles de venta fueron óptimos.

En este sentido, De Benedictis sostiene que este 2015 será un año de crecimiento para el nicho solar térmico donde se esperanza con duplicar los valores de venta. «Este mercado tiene mucho margen de crecimiento«, remata.