En lo que va del presente año las divisas generadas por la exportación argentina de biodiesel se duplicaron con respecto al mismo período de 2015 gracias a la reducción de la retención aplicada al biocombustible, según publica el sitio valorsoja.com.

En abril pasado se declararon exportaciones argentinas de biodiesel –elaborado con aceite crudo de soja– por 265.755 toneladas (el nivel mensual más alto desde octubre de 2014) a un precio promedio ponderado de 645 u$s/tonelada.

El derecho de exportación efectivo para el biodiesel en abril pasado fue de 3,65%. Se trata de un nivel similar al de febrero de este año (3,89%), pero inferior a la alícuota de 6,40% fijada en marzo (que provocó un efecto depresor en las colocaciones del producto).

La mayor parte de las operaciones en lo que va del presente año se destinaron a EE.UU. un mercado que, luego de la habilitación concedida en 2015 por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), permite mezclar al biodiesel local con gasoil estadounidense.

En el primer cuatrimestre de 2016 las ventas externas argentinas de biodiesel sumaron 608.431 toneladas por un valor FOB total de 383,9 millones de dólares versus 260.125 toneladas por 189,7 M/u$s en el mismo período de 2015.

El gobierno nacional, por medio del decreto 630 publicado ayer en el Boletín Oficial, prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2016 la eximición al biodiesel destinado al mercado interno de la alícuota del 19% correspondiente al Impuesto a los Combustibles Líquidos (beneficio vigente desde mediados de 2014). También extendió hasta fines de este año la eximición de la alícuota del 22% del Impuesto a la Transferencia e Importación de Gasoil al biodiesel destinado a la generación eléctrica.