En diálogo con energiaestrategica.com, Víctor Castro, Director Ejecutivo de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), revela que durante este 2016 las exportaciones de biodiesel “crecieron alrededor de un 100 por ciento”.

El valor coincide con las cifras oficiales provenientes del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, que señalan que hasta septiembre de este año se exportaron 1.096.955 toneladas de biodiesel. Durante el mismo período del 2015 sólo se habían vendido al exterior 496.955 toneladas. Finalmente se terminaron despachando un total de 788.226 toneladas durante toda esa temporada.

Cuenta Castro que el principal destino de las ventas de este año fue Estados Unidos. Según un informe de la consultora IES Consultores, hasta octubre de este 2016 la plaza norteamericana se quedó con el 90,6 por ciento de los envíos, seguido por Perú, con el 8,7 por ciento.

No obstante, el 2015 también fue una temporada en donde un alto porcentaje de las exportaciones de biodiesel se destinaron al país del norte; lo que varió positivamente este año fue el volumen de venta.

Castro explica que el crecimiento de la demanda de biocombustible de Estados Unidos tuvo que ver con el amoldamiento al sistema de certificación norteamericano que durante el año pasado las productoras argentinas comenzaron a gestionar.

Lea también: «Las exportaciones de biodiésel podrían crecer hasta un 80 por ciento este año»

“Las empresas tuvieron que ajustar todos sus procesos, desde el origen, para cumplir con todos los requisitos de certificación de sustentabilidad, que además de cuidados bastante caros requiere una logística totalmente aparte que también hace elevar los costos”, detalla el empresario acerca de las condiciones que impone el país del norte para permitir el acceso a su mercado.

De cara ya al 2017, consultado sobre la victoria del presidente electo en Estados Unidos, Donald Trump, y su supuesto cierre a las importaciones, Castro relativiza acerca de lo que pueda llegar a ocurrir durante su mandato y confía: “Hasta que no asuma y aplique políticas concretas, no nos vamos a pronunciar desde la Cámara”.

UE, ¿una próspera apertura?

Desde fines del 2013 la Unión Europea (UE) impuso un cierre virtual al biodiesel argentino acusando a los exportadores de realizar medidas de dumping. Mediante litigio internacional, la Organización Mundial de Comercio (OMC) falló a favor de la Argentina y el mercado europeo deberá quitar las fuertes retenciones que había impuesto.

“Esperamos que en 2017 la Unión Europea pueda adecuar a las medidas que determinó la OMC, tiene un plazo para poder hacerlo y a partir de ahí empezar a exportar nuevamente”, señala Castro.

No obstante, el empresario recuerda que en abril del 2015, el Parlamento Europeo definió limitar para el 2017 la utilización de biocombustibles que provengan de productos alimenticios a un 7 por ciento, sobre el total de corte obligatorio fijado en un 8,6 por ciento.

Lea también: «CARBIO celebra el fallo de la Corte Europea que anula las medidas antidumping de la Unión Europea»

Esta política no deja de hacer atractivo al mercado de la UE pero sí acotará los volúmenes de exportaciones que nuestro país venía manteniendo antes de la medida antidumping, los cuales eran del orden del 70 por ciento del total de la producción exportada.

Por otro lado, la CARBIO, entidad que aglutina a todas las exportadoras de biodiesel del país, está apelando frente a una nueva medida antidumping, esta vez aplicada por Perú.

“Lamentablemente se sumó este tema de Perú, pero las expectativas son que podamos avanzar lo máximo posible con la apelación”, manifiesta Castro, quien señala que espera que el caso con la UE sirva como precedente no sólo ante Perú, sino frente a cualquier otro caso similar.

“Después la OMC falla a favor de Argentina pero en el interín pasamos muchos años fuera de un mercado; de Europa ya hace 3 años que estamos alejados por este litigio”, expresa el empresario.