De octubre del 2016 a febrero de este año, no se pudieron ingresar más piezas para el ensamblaje de motocicletas eléctricas por falta de una Licencia de Configuración de Modelo (LCM) que permitiera la circulación de estos rodados en la vía pública.

El régimen aduanero no permitía importaciones hasta tanto se regulase esta situación, salvo que la Secretaría de Industria otorgue una excepción para el ingreso de estos insumos; pero la prerrogativa se hizo desear.

Finalmente, “se destrabo por la buena gestión de aduana y la muestra de que existe un vacío legal con estos productos”, cuenta a Energía Estratégica Omar García, vicepresidente de Lucky Lion, firma fabricante y distribuidora de motocicletas eléctricas desde hace 9 años.

El directivo justifica que el plazo se demoró además por la feria judicial que hubo durante el mes de enero.

Lea también: “Mercado de motos eléctricas en crisis: Producción no habilita su venta desde octubre”

En entrevista con este medio García brinda detalles sobre cómo sigue esta situación y además da un panorama del mercado.

En principio me gustaría consultarte: ¿qué novedades hay con respecto a la LCM?

Estamos trabajando en la LCM y aunque quisiéramos que fuese más rápido va a llevar algún tiempo tenerlo resuelto, ya que esto depende de nosotros en un 20 por ciento; el resto está en manos de los organismos estatales. Los vehículos llevaran LCM. Pero todavía no sabemos cuándo.

¿Pero estimativamente no se sabe si las LCM saldrían este año? ¿Qué dicen desde el Ministerio de la Producción?

Como te dije antes, este tema está muy verde, no pueden darnos ni certezas ni aproximaciones. Estamos trabajando con ellos formando algo que no existe acá.

Si tenemos demasiada suerte y se trabaja con celeridad quizás tengamos buenos resultados a fin de año, si no es así, quedará para el año próximo.

Por otro lado, ¿qué balance de mercado hace de este primer trimestre?

Hacemos un balance positivo, ya que el mercado de los vehículos eléctricos crece paulatina pero sostenidamente.

¿Cuáles son las perspectivas para lo que resta del año y por qué?

Las perspectivas son muy positivas. Calculamos que a mediados de este año en adelante va a haber un importante crecimiento en el sector.

Una vez que las motos lleven LCM el mercado se abrirá y podemos comercializar vehículos de mayor velocidad y como dije antes es un mercado que está en pleno crecimiento.

¿Con que grado de integración de componentes nacionales cuentan estos vehículos?

La realidad es que es baja, además de la mano de obra nacional hay algunas piezas como soportes, cabos de freno que incorporamos en los vehículos. La idea de ampliar la integración siempre está., hay que ver cada caso y si los costos permiten hacerlo.

En lo que concierne  a estaciones de servicio de carga de estas motocicletas, ¿hay experiencia en el país?

En el país no tenemos experiencia en el tema.

Pueden darse las 2 situaciones que haya estaciones que te cambien la batería agotada por una nueva y también puede haber tomas de carga en lugares públicos para fomentar el uso e impulsar estos productos.

Junto con la AEA, estamos finalizando la normativa cargadores públicos.

En Paraguay ya existen los cargadores públicos para vehículos eléctricos desde el 2016, dentro de algunas las estaciones de servicios.

Hace poco se difundió que YPF lanzó la primera red de estaciones de servicio de Argentina para autos eléctricos. ¿Es positivo esto con respecto al crecimiento del mercado? 

Todo lo relacionado con incentivar el uso de vehículos eléctricos es importante y favorece al sector. Lo de YPF quizás es más una movida de marketing y de llegar primero a un lugar que todavía es virgen.