A pesar de contar con un potencial para el desarrollo de la energía solar único a nivel mundial, Chile ve como se estanca el crecimiento de la generación distribuida.

Un informe de la CNE muestra que en octubre y noviembre se obtuvo el resultado más bajo de los últimos 13 meses.

En octubre, por ejemplo, se realizaron 626 conexiones, por una potencia estimada en 600 kW, menos de la mitad de lo que se había conseguido el mes anterior (1.617 conexiones)

En noviembre, sin embargo, se desplomó a apenas 248 conexiones, por cerca de 200 kW, la más baja desde noviembre de 2018, cuándo los resultados fueron tres veces superiores.

El gráfico de la CNE refleja las irregularidades que presenta este mercado, con alzas y bajas constantes.

Tiempo atrás, David Rau, director de la Asociación Chilena de Energía Solar (ACESOL) analizó en una entrevista exclusiva para Energía Estratégica los últimos resultados en lo que respecta a conexiones de usuarios generadores de energías renovables a la red.

Las medidas que plantean empresarios ante la disminución del crecimiento de la generación distribuida en Chile