“Tenemos serios indicios que la garantía bancaria otorgada por Itaú, tiene visos de falsedad o de ser apócrifos”, denunció el directivo ante los presentes, y explicó que ayer (el jueves 1 de julio) la empresa envió un oficio a la UPME solicitando que, ante esta situación, no se tenga en cuenta su propuesta.

“Es inconcebible que un banco de estas características, con reconocimiento reputacional, a través de un oficial bancario envíe una respuesta de características tan ambiguas cuando ellos conocieron los términos de la convocatoria”, se quejó Pérez Durán.

Y determinó: “Sin una certeza sobre la autenticidad o no de los documentos cancelados por el banco Itaú, Saeb prefiere declinar su propuesta en la convocatoria”. El directivo adelantó que harán la denuncia penal correspondiente.

Si bien las autoridades de la UPME advirtieron que en los documentos de selección no se prevé la figura de “desistimiento”, sin embargo se comprometieron a tener contemplación por el pedido de la empresa y permitirle su baja de la subasta, calificándola como “no elegible”.

En tanto, el representante Saeb Atlantic recordó que días atrás sucedió un caso similar: el Ministerio de las TIC adjudicó a Unión Temporal Centros Poblados la adecuación de varios centros digitales que presten el servicio de internet en un gran número de departamentos de Colombia.

Pero finalmente la subasta (por 1,07 billones de pesos) quedó teñida de polémicas cuando el Ministerio de las TIC encontró que la garantía de seriedad que había entregado la Unión Temporal Centros Poblados, supuestamente firmada por el banco Itaú, era falsa.

Existen versiones de las autoridades bancarias que dicen que desde Itaú no se han expedido tales garantías y que, a la luz de los hechos, se trataría de estafadores que están utilizando el sello del banco brasilero.

La subasta

Así las cosas, ahora son nueve las empresas que se disputan la adjudicación para el diseño, construcción, instalación, pruebas, puesta en servicio, operación y mantenimiento del proyecto de almacenamiento de baterías de 50 MW, a emplazarse en la ciudad de Barranquilla, Departamento Atlántico.

Éstas son: la francesa Engie Colombia Energía; Proeléctrica SAS, que forma parte del conglomerado de empresas Genser Power; Celsia Colombia; Interconexión Eléctrica (ISA); Terpel Energía; la china Canadian Solar; Grupo Energía Bogotá (GEB); la alemana ABO Wind; y Air-e SAS (Enerpereira).