Tal como estaba previsto, ayer ingresó el Proyecto de Ley “por medio de la cual se impulsa el desarrollo bajo en carbono del país mediante el establecimiento de metas y medidas mínimas en materia de carbono neutralidad y resiliencia climática y se dictan otras disposiciones”, denominado acatadamente “Ley de Acción Climática”.

La iniciativa cuenta con la firma de ocho ministros (Hacienda y Crédito Público; Agricultura y Desarrollo Rural; Minas y Energía; Vivienda, Ciudad y Territorio; Transporte; Interior; Comercio, Industria y Turismo; Ambiente y Desarrollo Sostenible), pero es liderado por Ambiente.

El jefe de la cartera, Carlos Eduardo Correa, destacó: “Este proyecto de Ley, está alineado con las metas del acuerdo de París, se inspira en nuestras Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC), pero va mucho más allá de esas 196 acciones que tenemos y no limita avances en futuro en tanto es una Ley de mínimos”.

Y remarcó: “A partir de aquí podrían salir algunas observaciones donde nos digan, porque no tenemos un porcentaje mayor, pero esta una Ley de mínimos que nos lleva a ese 51% al año 2030”.

En efecto, la propuesta plantea, en los próximos 10 años, alcanzar a reducir a cero la deforestación; reducir las emisiones de carbono negro en un 40 %; refrendar la meta de disminuir en un 51 % las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI); y dictar medidas para lograr la resiliencia climática.

Los puntos a destacar

Principalmente, el proyecto de ley propone:

  • Declarar un mínimo del 30 % de los mares y las áreas continentales bajo categorías de protección o estrategias complementarias de conservación.
  • Lograr la restauración ecológica de 962 mil hectáreas.
  • Reconvertir 3.6 millones de hectáreas hacia ganadería sostenible.
  • Plantación de 300 mil hectáreas nuevas de cultivos forestales.
  • Reconvertir a sostenibles 230 mil hectáreas a cultivos de cacao.
  • Alcanzar 600 mil vehículos eléctricos en circulación.
  • Gestionar adecuadamente los residuos para reducir más de 1 millón de toneladas de CO2.
  • Reutilizar el 10 % de las aguas residuales domésticas.
  • Alcanzar un 10 % de empresas que implementen acciones de adaptación al cambio climático.
  • Reducción de un 15 % en el consumo de energía en el sector industrial.
  • Reducción de 11.2 millones de TCO2eq al 2030 a partir de mejorar la eficiencia energética y reducir emisiones fugitivas del sector de hidrocarburos.
  • Incorporar a 2030 el cambio climático en la educación formal (preescolar, básica primaria y secundaria, media y superior) y en la educación para el trabajo y el desarrollo humano.