Con el ingreso de Maximiliano Neri, se espera que las energías limpias tengan un mayor desarrollo en el ámbito de la provincia, dado que ahora todas las patas vinculadas a la energía eléctrica estarán más aceitadas desde un punto de vista político.

El rol de la distribuidora no es menor: podría agilizar el proceso de expansión de la generación distribuida, el mercado a término de energías renovables y lanzar licitaciones propias, como posible compradora de energía.

“Queremos darle esa impronta. Tenemos varios proyectos respecto a las energías renovables y creemos que la EPE tiene que estar involucrada”, expresó públicamente la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese.

En breve, informan autoridades locales a Energía Estratégica, se lanzarán programas para desarrollar proyectos de biomasa, biogás, energía solar, eólica y de movilidad eléctrica sustentable. “Este es uno de los objetivos principales”, destacan.

Lea también: «Expectativas: Santa Fe presentó ayer la convocatoria para proyectos de energías renovables»

De hecho, Neri tiene el pleno respaldo del Gobernador, Miguel Litzchitz, con quién viene trabajando desde diversas áreas de Gobierno. No es la primera vez que desembarca en la EPE.

Santa Fe tendrá un punto de vista pro-renovables en el Consejo Federal de Energía Eléctrica, ante la Asociación de Distribuidoras (ADEERA), con las cooperativas, asociaciones empresarias, entre otros ámbitos de representación sectorial.