El próximo viernes 8 de febrero, se lanzará el Pliego definitivo de la licitación del programa de Generación de Energías Renovables de la Provincia de Santa Fe (Generfe).

Habrá dos meses para la presentación de ofertas y, durante el mes de abril, se abrirán los sobres (‘A’) con las ofertas técnicas. Luego, en mayo, se conocerán las ofertas económicas. La adjudicación de los proyectos tendrá lugar en junio y el plazo límite para la entrada en operación comercial de todos los proyectos será al cabo de un año, en junio del 2020.

Como ya adelantó Energía Estratégica, se estarán licitando un total de ocho parques solares, cuatro en el norte y otro tanto en el sur, de 5 MW cada uno y un proyecto eólico de 10 MW, que se ubicará en la localidad de Rufino. Es decir, un total de 50 MW.

El precio que fijó el Gobierno de Santa Fe es de un máximo de 80 dólares por MWh para los emprendimientos solares; y de 82,5 dólares por MWh para el eólico. Los contratos que se mantendrán con los adjudicatarios serán a 20 años.

Lea también: «Ya está el pliego, con los nuevos precios: así es la subasta que lanza Santa Fe para desarrollar proyectos de energías renovables»

En diálogo con este portal, Maximiliano Neri, presidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), explica que “la ecuación económica cierra por dos motivos fundamentales”.

“Por un lado, vamos a generar en lugares donde necesitamos la energía, y hoy llevarla ahí nos cuesta combustible diésel, porque estamos generando con motores de manera distribuida”, explica. Y advierte que el costo operativo de esta tecnología supera los 400 dólares por MWh.

“Por otro lado, también nos permitirá diferir obras, porque de otra manera debiéramos gastar millones en ampliar las redes de transmisión eléctricas”, destaca Neri.

Y resalta: “la ventaja que tienen estos proyectos es que los picos de generación de los parques fotovoltaicos coinciden con la curva de demanda, por lo tanto estarían desplazando casi todo el diésel que estamos utilizando en esa zona”.

Garantía

Por otra parte, el Presidente de la EPE comenta que se están ultimando detalles del Pliego, entre ellos la instrumentación de un contrato con el agente financiero de la Provincia, similar al que el gobierno provincial utiliza para garantizar la emisión de letras del tesoro.

Con esto, la Provincia busca asegurar el pago a los proyectos en el momento que le empiecen a vender energía limpia a la EPE. Este mecanismo supera con amplitud lo que pudieran llegar a generar todas las centrales que se licitarán.

Consultado sobre el motivo de firmar contratos de abastecimiento por 20 años que celebrará, Neri explica que “el modelo de negocio de estas centrales es por ese plazo, porque de otro modo no serían rentables a ese precio”. “Por algo es un esquema que se da en todo el mundo”, remata.

Maximiliano Neri, Presidente de la EPE.

La EPE en manos estatales

El Presidente de la EPE resalta que si no fuera que la compañía eléctrica estuviera en manos del Estado provincial, “esta licitación no se hubiera podido hacer”.

“Desde el Gobierno de Santa Fe siempre defendimos que la EPE esté bajo la órbita del Estado, y este programa de GENERFE, de licitación de compra de energías renovables, sólo es posible con una empresa en manos del Estado. De esta manera nosotros utilizamos esta herramienta para apalancar inversiones y cambiar nuestra matriz energética”, enfatiza Neri.

Y reconoce: “hay que destacar también la decisión política del Gobernador Miguel Lifschitz de incorporar las energías renovables a la matriz energética de la provincia, ya que hoy sólo se piensa esta materia dese el punto de vista nacional y nosotros creemos en la importancia de iniciar también un camino propio”.