A mediados de octubre el proyecto de Ley titulado “Promoción para las pequeñas y medianas empresas fabricantes de aerogeneradores para la industria de la energía eólica” recibió media sanción en la Cámara de Diputados.

Según los legisladores firmantes del proyecto están manteniendo diálogos con senadores para que se trate el proyecto en la cámara alta.

En diálogo con energiaestrategica.com, el diputado por el Frente para la Victoria (FpV) Luís María Bardeggia, uno de los promotores del proyecto, suelta que podrá tratarse durante alguna de las dos sesiones extraordinarias que se están solicitando antes que finalice el año.

Revela que ambas asambleas podrían llevarse a cabo luego del 10 de diciembre, una vez asumido el nuevo gobierno de Mauricio Macri por el bloque Cambiemos, porque durante la próxima sesión no habrá tratamiento legislativo sino operaciones dedicadas al momento de transición presidencial y recambio de las cámaras.

Consultado sobre la posibilidad de que el proyecto sea factible de sanción teniendo en cuenta que el FpV tendrá cuórum propio en Senadores, Bardeggia despreocupadamente señala que la futura Ley es bien recibida tanto por el oficialismo como por la oposición y pone de ejemplo lo sucedido en Diputados, donde obtuvo aprobación por amplia mayoría con el apoyo de fuerzas opositoras.

Un proyecto de ley que propone estímulos a la industria eólica

El texto propone reducir la carga fiscal sobre el personal: “los beneficiarios de la presente ley podrán convertir en un bono de crédito fiscal intransferible hasta el 60 por ciento (60%) de las contribuciones patronales que hayan efectivamente pagado sobre la nómina salarial total de la empresa con destino a los sistemas y subsistemas de seguridad social”.

Se podrían utilizar dichos bonos para la cancelación de tributos nacionales, en particular el impuesto al valor agregado (IVA) y otros de igual jurisdicción y sus anticipos, en caso de proceder, excluido el impuesto a las ganancias.

Para la región Patagónica, que presenta un potencial excepcional para el funcionamiento de la mini-eólica y donde se concentran el grueso de los fabricantes, el beneficio fiscal asciende al 70 por ciento.

Pensando en posibles inversiones, mencionan que “el Banco de la Nación Argentina dispondrá el otorgamiento de créditos a tasa subsidiada”. Los recursos necesarios saldrían de partidas específicas asignadas en el Presupuesto Nacional.

Por otra parte, establece que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT), a través de la Agencia Nacional de Promoción a la Ciencia y la Tecnología (ANPCYT), promoverá el desarrollo de un fondo sectorial para financiar investigación y desarrollo en la fabricación de aerogeneradores.

Este Proyecto de Ley se propone promover uno de esos sectores, el de los fabricantes de aerogeneradores, en especial de media y baja potencia, integrado por pequeñas y medianas empresas localizadas en distintas provincias del país”, sostienen sus promotores.