En octubre del 2015, San Luís inauguraba el primer barrio bioclimático de la Provincia y del país, conformado por 33 viviendas gemelas entregadas a familias con un plan de pagos en cuotas.

Los hogares fueron equipados con soluciones solares térmicas para le caldeado del agua y calefacción por loza radiante, sistemas de aislación de las paredes, techos y aberturas con DVH, uso medido y tratamiento del agua mediante dispositivos que reducen el consumo en duchas, inodoros y griferías e iluminación con tecnología LED, entre otros aspectos. También fueron provistos de paneles fotovoltaicos pero que aún no están en funcionamiento.

Lea también: “Avanza la construcción del primer barrio bioclimático del país”

Para ello, la actual gestión de Gobierno de San Luís está gestionando la instalación de micro-inversores que posibiliten la inyección de energía limpia a la red eléctrica.

En diálogo con Energía Estratégica, Luis Rastrilla, Jefe del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción de San Luis, precisa que “entre el corto y mediano plazo” se estarán llevando a cabo las instalaciones correspondientes.

El funcionario agrega que estas conexiones servirán no sólo para consumar el proyecto, sino también como de experiencia técnica para ensayar instalaciones de generación distribuida mediante energías renovables.

“Con estas pruebas veremos cómo responden los equipos, cuánto generan, si hay algún inconveniente en las líneas, evaluar las cuestiones de seguridad que tienen que ver con los sistemas; así que un poco esa es la idea”, confía Rastrilla.

La Provincia de San Luís es una de las pocas jurisdicciones con una disposición aprobada por el Poder Ejecutivo que permite la Generación Renovable Distribuida; pero aún no ha sido reglamentado.

Lea también: “Las provincias esperan definiciones del Gobierno para avanzar con la reglamentación de la generación distribuida”

Desde el gobierno de Alberto Rodríguez Saá han decidido esperar que sea el Estado nacional el que avance en una regulación que permita a usuarios residenciales, comerciales e industriales inyectar energía limpia a la red eléctrica mediante fuentes renovables.

Mientras tanto este tipo de experiencias técnicas, como las que se llevarán a cabo en el barrio bioclimático, serán utilizadas para habilitar futuras conexiones una vez que a nivel nacional se dé reglamentación a una Ley de este tipo.