Víctor Doña, presidente del EPSE, reconoce que terminó siendo un camino largo pero que por fin se están acercando a la meta. La idea de que la Provincia de San Juan tenga una fábrica propia de paneles solares fotovoltaicos comenzó hace más de 2 años, pero es que la zona elegida en un principio, el estratégico Parque Industrial de 9 de Julio, tuvo que ser relocalizada.

Si bien los estudios preliminares geosísmicos de vibración ambiental del suelo indicaban que era viable montarse allí, una vez complejizados los análisis se llegó a la conclusión de que era preferible mudar la planta.

En diálogo con Energía Estratégica, Doña explica que algunos componentes en la fabricación de módulos fotovoltaicos, como lingotes de silicio, no podían fabricarse en ese territorio por su nivel de complejidad ante cualquier vibración sísmica. Finalmente la obra se está montando en Departamento de Pocito, en calle Maurín y Calle 6.

“Se avanzó con toda la infraestructura previa, a cargo de EPSE, para que se comenzara a hacer trabajos imprescindibles, como telecomunicaciones, provisión de agua potable y de bombeo, estaciones transformadoras, movimientos de suelo, tratamiento de aguas residuales”, comenta Doña. Los trabajos requieren una demanda de potencia de alrededor de 10 MW.

Construcción de la fábrica de paneles fotovoltaicos de EPSE.

La empresa alemana Schmid y su subsidiaria Schmid Branch Argentina son las contratadas para el montaje de la fábrica de paneles solares fotovoltaicos, que se proyecta operativa para fines del 2018.

Hay mercado

La fábrica estará equipada con tres líneas de producción capaces de elaborar alrededor de 230 mil paneles solares por año. Cada módulo tendrá una capacidad de 300 W, es decir, que se producirán anualmente 70 MW.

“En términos de demanda, la cifra parece pequeña, porque hubieron más de 5.000 MW solares que se han presentado (en la Ronda 2); pero nos resulta muy interesante este tipo de desarrollos en pos de la industria nacional; además de generar recursos humanos y la adquisición de know how, en vistas de que EPSE desarrolle integralmente sus propios proyectos”, resalta Doña.

En la Ronda 2 del Programa RenovAr, se presentaron en la provincia 28 proyectos solares por 1.706,45 MW, de los cuales 13 (unos 505 MW) fueron ofertados por EPSE en conjunto con el sector privado.

Además, cuenta Doña que los módulos fotovoltaicos apuntarán a abordar otros mercados emergentes en la Argentina, como para el abastecimiento a Grandes Usuarios del Mercado Eléctrico Mayorista y a un nicho más pequeño en escala, pero no por eso menos importante, como la Generación Distribuida mediante energías renovables, para usuarios residenciales y PyMEs.

Construcción de la fábrica de paneles fotovoltaicos de EPSE.

En cuanto a puestos de empleo, Doña asegura que se requerirá de unos 60 operarios que trabajen en distintas tareas, desde el sistema productivo hasta labores administrativos. No obstante, calcula que, de fabricar al máximo, con tres turnos, se generarían unos 300 puestos de empleo.

Líneas de producción

“Estas fábricas, normalmente, tienen un proceso de producción que irá subiendo de a poco, hasta alcanzar la curva estacionaria (70 MW anuales)”, explica Doña.

Según información de EPSE, se montarán tres plantas que conformarán la fábrica integrada de lingotes de silicio solar y obleas, celdas cristalinas, y, como resultado, paneles solares fotovoltaicos. Esto demandará una superficie aproximada de 41.000 m². Su construcción incluye caminos internos, zona de suministro de insumos y materias primas.

“La superficie cubierta de construcción de edificios, entre oficinas y fábrica de producción, es de 13.100 m² y la zona propiamente de producción es de aproximadamente 12.000 m².

Almacenamiento de equipos y maquinarias para el montaje de la fábrica.

Las etapas, según EPSE

Fábrica de lingotes y obleas de silicio:

En esta fábrica se llevarán a cabo una serie de proceso que van desde la fundición del silicio grado solar (materia prima), pasando por la obtención del lingote monocristalino, el procesado del mismo y la obtención como producto final de las obleas de silicio denominadas wafers.

Proceso para la fabricación de lingotes y obleas de silicio:

En este proceso se encuentran las diferentes etapas de fabricación de obleas de silicio, comenzando con la formación de los lingotes de silicio en hornos de inducción, luego pasan a través de una serie de mecanizado que finaliza con el control de calidad de la oblea de silicio cristalina.

Fabricación de celdas fotovoltaicas

Las obleas o wafers de la etapa anterior son convertidos a través de un complejo proceso en celdas fotovoltaicas que serán usadas posteriormente para conformar los paneles fotovoltaicos. Este proceso de fabricación lo integran máquinas semiautomáticas y la intervención del personal especializado es muy importante. Durante todo el proceso el control de calidad es muy estricto.

Fabricación de paneles solares fotovoltaicos:

Las celdas solares obtenidas en el proceso anterior son verificadas y controladas minuciosamente para asegurar que la calidad del producto final, que es el panel solar fotovoltaico, sea el óptimo. Durante el proceso de fabricación del panel solar, es muy importe la intervención de los operarios durante todas las etapas de proceso de fabricación.