«Construido el edificio se montarán primero los módulos, luego las celdas, después las chapas de silicio y finalmente el lingote. En el segundo semestre del año próximo estaríamos con la construcción de módulos  y en un año más se irían sumando las otras plantas. El compromiso de Schmid (el fabricante alemán de toda la tecnología) es que para la segunda licitación nacional, el año que viene, marzo o julio; o en la tercera, podamos tener módulos en San Juan para ofrecer a las empresas», narró a medios locales Víctor Doña, presidente de EPSE, sobre el avance de la fábrica fotovoltaica Schmid Branch Argentina.

La firma estará equipada con cuatro líneas de producción capaces de elaborar 235 mil paneles solares por año. Cada módulo será de 300 W, es decir, una producción anual de 70 MW. La inversión total prevista es de 1.500 millones de pesos.

Lea también: «San Juan avanza en su planta de paneles fotovoltaicos y trabaja sobre una reglamentación de generación distribuida»

En diálogo con energiaestrategica.com, fuentes cercanas al proyecto ratificaron que el inicio de obra de la planta será “a partir del segundo semestre del 2017”. Confiaron que que una vez puesta en operaciones, buscarán certificar los paneles solares para luego abordar el mercado.

“Al fin y al cabo, lo que más le importa al cliente, además del precio, es la calidad», observaron al tiempo que expresaron que el hecho de haber un proveedor local genera mayor confianza en el cliente ya que «puede responder (con mayor dinamismo) ante un eventual problema”.

Desde San Juan consideran que actualmente las energías renovables están en plena expansión y que su perspectiva de desarrollo en 2017, con una posible resolución de contratos entre privados (capaz de generar el comercio de energía limpia entre empresarios y Grandes Usuarios), va a generar un mercado próspero. Asimismo, la exención impositiva de importación para equipos de energías renovables que prevé la Ley 27.191 quedará sin efecto luego del 31 de diciembre del año entrante.

Lea también: «San Juan se prepara con importantes medidas para captar inversiones en renovables»

“Es lógico que el que quiera importar paneles tenga que pagar un arancel. Es bueno que se importe siempre y cuando haya un tipo de regulación. Si uno mira el mercado europeo o estadounidense, hay un arancel para importar módulos y en el caso nuestro no puede ser diferente si es que buscamos desarrollar la industria local”, explicaron las fuentes anónimas al tiempo que aclararon que no se está haciendo un llamado a la «sobreprotección», pero que un contexto de libre apertura genera un escenario de libre competitividad donde es imposible disputar el mercado con China.

Desde EPSE aseguran que el montaje de Schmid Branch Argentina generará 300 puestos de trabajo directo y alrededor de tres veces más de empleos indirectos.