Desde hace ya unos años tienen un plan estratégico en San Juan para fortalecer las redes…

Sí. En San Juan hay una estrategia a largo plazo para tener una red interna robusta con ampliación de estación transformadora, con una red de línea de 132 kV de doble terna muy importante (en la provincia no tenemos de 66 kV, pero sí de 132 kV), que la viene desarrollando la provincia a través del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE).

¿Este plan se relaciona con la intención de la provincia de apostar a las renovables?

Totalmente.

¿Cómo es su trabajo desde la empresa Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE)?

Desde EPSE tenemos vinculado a este plan proyectos de generación ya sea por cuenta propia o por privados. También facilitamos que la infraestructura eléctrica esté disponible cuando se termine un nuevo proyecto para que este pueda sacar energía al sistema.

Justamente uno de los cuellos de botella que hay en el país es cómo sacar la energía, porque normalmente los «buenos lugares» para implementar un proyecto no están necesariamente donde está la red.

En caso particular de San Juan, se trabaja mucho con la fotovoltaica en zona desértica. Entonces la provincia se propuso un esquema para identificar terrenos importantes, cederlos al EPSE, a través de un formato de capitalización dado que EPSE es una empresa del Estado provincial, y de ahí desarrollamos infraestructura para sacar una cantidad de megavatios determinada que no sabemos si se va a llenar en el primer, el segundo, el tercero o en el RenovAr número diez, pero hacemos la puesta al 100% en infraestructura y después con distintos privados interesados se va completando.

¿Cómo es el proceso con un privado que quiere construir su planta solar en San Juan y tener la infraestructura de red asegurada por la provincia?

Cada vez que los privados –trabajando conjuntamente con nosotros– logran ganar un proyecto, se construye y cuando comienza a operar es recién ahí el momento en el que hacen la devolución de la inversión proporcional de la infraestructura de la que hagan uso. Es decir que, si están usando el 8% de la red, de la estación transformadora, todo lo que implica el uso propio del parque de ellos, deberán abonar en cuotas esa inversión durante la duración del contrato.

Es importante la decisión que tomó la provincia con esta estrategia, de mirar y pensar en el futuro de las redes de San Juan y no meterse directamente los proyectos de generación.

Los acuerdos que firmamos contemplan que si no llegan los privados y nosotros sí porque está la conexión, ellos paga la multa. Si esto es al revés, si están con el parque listo y nosotros no, las multas se transfieren a nosotros.

Este es un formato que la provincia eligió a través de EPSE pero ¿qué ocurre con los privados que quieren ir por su cuenta?

Estos proyectos se pueden instalar en terrenos particulares, ya hay proyectos así en la provincia y han desarrollado su propia línea, con los permisos de medio ambiente que requieren aprobación y demás regulaciones de la provincia de San Juan.

Todo esto llevó a que se instalen unos 500 MW solares en la provincia…

Sí, sumando los tres proyectos de la época del GENREN más 4 plantas de EPSE, en total hoy hay 23 proyectos que de alguna manera se ha adjudicado San Juan. Tenemos 572 MW en total, desde los cuales ya hay 172 megavatios operando y entregando energía a la red. Por su parte, otros se encuentra en la fase de construcción y finalmente los últimos están cerrando financiamiento.

¿Cuáles serían estos últimos?

Los proyectos de RenovAr ronda 2 son a los que les está costando un poco más conseguir financiamiento. Estos están un poco más demorados pero todavía no han perdido los plazos, gracias a la prórroga –a través de la cual, el Estado nacional reconoció la situación complicada de estos proyectos– están dentro de los tiempos.

Lea también: «Epse llamó a licitación para comprar soportes y paneles solares para proyectos»

¿Qué zonas son de mayor atractivo en la provincia donde existe buena irradiación solar y redes de transmisión?

Decidimos desarrollar en forma seriada distintos lugares. Se comenzó con Ullum, que involucra un predio de 1053 hectáreas para desarrollar 379 megavatios, de los cuales ya tenemos unos 200 MW operando y en construcción. A los que deben sumarse unos 100 MW más de RenovAr 2 que empezarían a mediados de año. Aquí, quedarían 100 MW más, sin embargo hay terrenos que han sido dispuestos a privados, los cuales como no resultaron adjudicados en instancias anteriores, y hay que ver si volverán a presentarse este año o si quedarán disponibles.

Después comenzamos a delinear Tocota ahí es un predio de 12000 hectáreas. Mucho más grande, tiene el potencial de unos 3000 megavatios solares y unos 500 megavatios eólicos. Ahí estamos tratando de lograr alguna combinación de eólico y solar. Pensamos un proyecto mixto porque es buena la calidad del sol y es buena la calidad del viento en aquel lugar y además porque se complementan bien: mientras se cuenta con el sol durante el día, el viento en la tarde aumenta y es fuerte durante toda la noche. Esta zona es más alta que Ullum, con lo que la irradiación solar es mejor, casi un 25%.

En Tocota ya se han ganado cuatro proyectos renovables, tres por MATER y uno RenovAr.

Victor Doña, presidente de EPSE

¿Cómo avanzan las construcciones de las lineas y estaciones transformadoras?

Nosotros como provincia arrancamos con el proceso de licitación de infraestructura. El EPRE por su lado inició la construcción de la línea de 500 kV que va de San Juan a El Rodeo, y nosotros por nuestro lado la construcción de una Estación transformadora que se licitó y adjudicó el 3 de enero de este año y ya se está trabajando en el lugar porque tiene que estar a fin de año la estación transformadora para 600 megavatios finales con una doble terna de casi 40 kilómetros y capacidad de 132 kV que inyectan energía en el nodo a dónde llega la línea 500 kV que mencionaba recién.

Entonces trabajamos mancomunadamente entre las reparticiones, firmando contratos en paralelo, para poder cerrar el circuito y pensar en poder exportar la energía. Corremos con los mismos compromisos y presiones para poder lograr esa infraestructura que al principio no está pero como se abrió la posibilidad de poner eventualmente el compromiso de red a construir, lo vamos haciendo de esa manera.

¿Cuántos kilómetros más proyectan que serán necesarios para acompañar el desarrollo de nuevos parques de generación renovable?

Hay planes de un tercer gran parque en terrenos que la provincia nos sede, que iríamos a lotear y comenzar conversaciones con distintos interesados para desarrollos en la zona. Ahí viene Cañada Honda y para llegar hasta ahí también hace falta una doble terna o una cuatri terna en 132 kV de aproximadamente unos 50 kilómetros de distancia para poder inyectar en la estación transformadora San Juan, siempre pensando en redes robustas, esto significa alta tensión (porque sabemos que la de media ya está); de manera que después no solamente los parque que ya están desarrollándose sino también los que puedan venir en los próximos 5 años se instalen en una red robusta y se pueda exportar la energía sin restricciones.