Desde el 2014 que la Provincia de Salta tiene en vigencia su Ley de Balance Neto Nº 7824: marco legal que permite a usuarios residenciales, comerciales e industriales inyectar energía limpia (mediante fuentes de energías renovables) a la red de baja tensión, con el fin de compensar  lo consumido con lo generado.

Según prevé la norma, se pueden instalar hasta 100 kW de potencia para los usuarios industriales y 30 kW para los usuarios residenciales.

Asimismo, con motivo de generar mayores incentivos, la Provincia impulsó algunas medidas concretas, como el reconocimiento de una tarifa preferencial y el otorgamiento de ‘certificados de crédito fiscal’, “que serán entregados por un monto de hasta el setenta por ciento (70%) de las inversiones efectivamente realizadas”, es decir, para la compra de fuentes de energía renovable, lo que se traduciría en alrededor de un 50 por ciento del costo total de la instalación.

En lo que respecta a tarifas de incentivo, según explican desde la Secretaría de Energía, el beneficio otorgado será por los primeros dos años de conexión, al tercero comenzará la compensación de unidades física monetizando sólo los excedentes al valor de generación o consumo según corresponda.

De acuerdo al esquema publicado por la Empresa Distribuidora de Electricidad de Salta (Edesa) el reconocimiento por tecnología es el siguiente: solar 5,65 pesos el kWh; biomasa 0,899 pesos el kWh; eólico 1,23 pesos el kWh; y mini-hidroeléctrico 1,16 pesos el kWh.

Lea también: «Balance 2016: todas las políticas en materia de renovables de la Provincia de Salta»

En diálogo con energiaestrategica.com, Marcelo Juri, Secretario de Energía de Salta, revela que la provincia continúa trabajando en nuevos incentivos.

“Entre las principales reformas que se introducen, se permitirá la conexión de equipos monofásicos de baja potencia, se amplía el tope de conexiones bajo dicha modalidad a un total de 2 MW y buscando mayores adhesiones al régimen, se admitirán las conexiones en media tensión”, precisa el funcionario.

Para Juri, la suma de estas modificaciones reglamentarias más una apertura en el mercado y depreciación en los precios del equipamiento, tendrá como efecto un “2017 con más adhesiones a este sistema y con ello más energía aportada a la red”.

Proyectos conectados hasta el momento

El Secretario de Energía señala que desde que la Ley Nº 7824 está en vigencia existen 4 proyectos en ejecución.

Se trata, por un lado, del complejo de edificios Parque Norte, donde se instaló 5,5 kWp solares fotovoltaicos. “Es la primer conexión que se realizó bajo este régimen y que viene arrojando excelentes resultados de rendimiento”, apunta el funcionario.

Lea también: «Salta celebra su primera conexión a red de equipo de energía renovable bajo la Ley de Balance Neto»

Por otro lado, un Edificio Sustentable que está en proceso de construcción y que además de generación de energía eléctrica con paneles solares (con una potencia instalada de 12 kW), contará con un sistema de calentamiento de agua con energía solar.

Por último, Juri destaca dos proyectos más: uno residencial en la localidad de Cafayate, de 7,8 KW, y otro que corresponde a un emprendimiento productivo, al norte de la provincia, de 30 KW.

Asimismo, el Secretario de Energía revela que existen 3 proyectos más en trámite. “Uno en un complejo hotelero en la zona de los Valles Calchaquíes de 30 KW, otro en una empresa citrícola ganadera de 100 KW y otro de 100 KW en un establecimiento productivo en el centro de la provincia”, describe el funcionario.