A fines del 2014, la provincia de Salta reglamentó su Ley de Balance Neto: marco normativo que habilita a usuarios residenciales, comerciales e industriales a compensar  su consumo de energía eléctrica a partir de la generación de energía limpia mediante fuentes de energías renovables, inyectándola a la red. Según prevé la norma se pueden instalar hasta 100 kW de potencia para los usuarios industriales y 30 kW para los usuarios residenciales.

Luego de un año y medio de trabajo, donde las partes implicadas como la Empresa Distribuidora de Electricidad de Salta (EDESA), el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines de Salta (COPAIPA), el Ente Regulador de los Servicios Públicos (EnReSP) y la Secretaría de Energía provincial debieron resolver cuestiones administrativas, legales y técnicas, finalmente hoy, a partir de las 11 de la mañana, se inaugurará la primera conexión a red provincial.

El evento tendrá lugar en el edificio Terra Village, avenida Constitución 1450, Complejo Parque Norte, lugar en donde se encuentra la instalación de 5,5 kWp solares fotovoltaicos. Es de destacar la visión de los inversores del proyecto, pues la instalación e inversión se finalizó en diciembre del año 2015, habiendo apostado por una empresa local para realizar la instalación.

Se espera la participación de funcionarios provinciales como Raúl Javier Montero, ministro de Ambiente y Producción Sustentable, y el secretario de Energía, Marcelo Juri, y Jorge Giubergia, Director General de Energía Eléctrica. Además, se prevé la presencia de autoridades nacionales como la del subsecretario de Energía Térmica, Transporte y Distribución de Energía Eléctrica, el Ministerio de Energía y Minería, Osvaldo Rolando.

Giubergia, en diálogo con energiaestrategica.com, destaca la importancia de esta conexión como la primera de una serie que se esperan instalar de allí en más. Según el ingeniero, esta experiencia sirve de instrucción para acelerar procesos de futuras implantaciones bajo este marco normativo.

Según explica el funcionario, la Ley de Balance Neto establece que durante los primeros 2 años el usuario goce de una tarifa promocional por el total de la energía inyectada. De acuerdo al cuadro tarifario establecido por el Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRESP), ésta se constituye por: solar 5,65 pesos el kWh; biomasa 0,899 pesos el kWh; eólico 1,23 pesos el kWh; y mini-hidroeléctrico 1,16 pesos el kWh.

Giubergia detalla que a partir del tercer año de conexión comenzará la compensación de unidades física monetizando solo los excedentes al valor de generación o consumo según corresponda. Es decir, en la medida que el usuario genere más energía de la que consume, la misma será reconocido al precio del esquema tarifario.

Este propósito tiene por objeto promover la política de conexión a la red mediante energías renovables en todo el territorio salteño, compensando la energía que se requiera consumir con la que se pueda generar.

Por otra parte, bajo la Ley de Promoción de Energías Renovables, la provincia norteña brinda créditos de hasta un 70 por ciento para la compra de equipos de energía renovable, lo que se traduciría en alrededor de un 50 por ciento del costo total de la instalación, ya que no se incluyen subvenciones vinculados a cuestiones de asesorías técnicas.

La financiación será con fondos provinciales mediante Certificados de Créditos Fiscales transferibles libremente, cuya devolución será en 5 cuotas anuales, a partir del 6 año a valor histórico.