La provincia de Salta hace aproximadamente 2 años que viene trabajando en el Plan Provincial de Energías Renovables, el cual incluye en el eje temático “Marco Normativo” la ley de Balance Neto, aquella que permite inyectar energías renovables al tendido de luz eléctrica de baja tensión a todo usuario, tanto residencial como comercial e industrial, que acepte entrar dentro del régimen de ley.

De este modo, la empresa distribuidora de energía eléctrica comenzará a llevar, para cada usuario acogido a la modalidad de balance neto, una cuenta individual donde consten las transacciones económicas realizadas y la energía generada y consumida en cada período. Al inyectar energía limpia a la red, la tarifa de luz bajará en el monto por lo contribuido.

Para saber más al respecto, Energía Estratégica dialogó con Jorge Giubergia, funcionario de la Secretaria de Energía de la provincia de Salta, quien contó que “la ley está aprobada y su instrumentación se realizará a partir del presupuesto 2015”.

Dijo que “no hay impedimentos” de ningún sector que trabe la implementación de este tipo de Ley aprobada en junio de este año. “Tanto desde la gobernación como las distribuidoras de energía eléctrica y el Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRESP), estamos buscamos un consenso mutuo para llevar a cabo de forma íntegra a la reglamentación” explicó.

Es por eso que el funcionario dejó en claro que aún se están ajustando algunas cuestiones de la normativa y agregó que para fin de año entrará en vigencia.

Acceso y subvenciones para equipamientos

El funcionario comentó que los usuarios interesados deberán presentar un petitorio de habilitación ante el Ente Regulador de los Servicios Públicos, encargado de velar por la seguridad de las conexiones, y el organismo evaluará su autorización. Resaltó, además, que la iniciativa comenzará con cupos limitados para llevar a cabo los proyectos de inyección.

Destacó que cada beneficiario podrá volcar “hasta 100 kW de potencia a la red de baja tensión, sin acumulación” y que se están destinando partidas presupuestarias por parte del gobierno provincial para incentivar la medida.

El financiamiento, según el Régimen Promocional de Inversiones, como lo estipula la Ley provincial salteña de fomento para las energías renovables, prevé la subvención de hasta un 70 por ciento del equipamiento. Lo que se traduciría alrededor de un 50 por ciento del costo total de la instalación, ya que no se incluyen subvenciones vinculados a cuestiones de asesorías técnicas.

Por otra parte, Giubergia destacó la cantidad de pedidos de asesoramiento que los salteños solicitan. “Estamos recibiendo consultas de los usuarios para conectar equipos fotovoltaicos. Además consultan sobre otras energías como la biomasa, aerogeneradores conectados a la red y calefones solares”, destacó el funcionario sobre el compromiso social ciudadano en la provincia.