Ayer, el Gobierno nacional lanzó la Ronda 2.0 del Programa RenovAr a través de la Resolución 275-E/2017 (Descargar). Se licitarán 1.200 MW, distribuido según regiones del país y por tecnología: 550 MW eólicos, 450 solares, 100 MW de biomasa, 50 MW de biogás y 50 de mini centrales hidroeléctricas.

De acuerdo al cronograma establecido, habrá tiempo hasta el 19 de octubre para la presentación de ofertas de proyectos y el 20 del mismo mes, un día después, se realizará la apertura sobres ‘A’, donde se conocerá el volumen de ofertas.

Luego, el 23 de noviembre, está prevista la apertura y evaluación de los sobres ‘B’, donde se conocerán los precios. Y, el 29 de noviembre, se realizará el acto con la Adjudicación de Ofertas, de acuerdo a lo planificado por el Ministerio de Energía y Minería.

Uno de los aspectos a remarcar tiene que ver con los precios máximos establecidos para cada tecnología. En el caso de las bioenergías y los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, los valores no se han modificado con respecto a la Ronda 1.0. Los que sí se han alterado y han apuntado a la baja son los eólicos y solares, continuando una lógica depreciable.

En la primera licitación, el precio límite para la eólica fue de 82 dólares por MWh y el de la solar 90 dólares por MWh. En la Ronda 1.5, el valor máximo por el que se aceptarían ofertas fue para la eólica de 59,39 dólares el MWh y la solar de 59,75 dólares el MWh. Ahora, el techo para los proyectos eólicos será de 56,25 dólares el MWh y para los solares de 57,04 dólares por MWh.

Lea también: «El Gobierno lanzó la licitación de renovables: por 1.200 MW, regiones y con precios máximos»

En diálogo con Energía Estratégica, Mariano Lamothe, Director de mercados de energía, minería e infraestructura de la consultora ABECEB, opina que si se analizan las condiciones de esta nueva licitación, “participarán los proyectos que tengan mayores posibilidades de desarrollo”.

Para el especialista se estará lejos de ver los más de 6.000 MW en ofertas como ocurrió en la Ronda 1.0, sobre todo si se vence el plazo de la exención de aranceles a la importación de bienes de capital en diciembre de este año, tal como establece la Ley 27.191.

Para Lamothe, es muy probable que por medio de algún mecanismo legal el Gobierno nacional intente prolongar este beneficio arancelario para los desarrolladores de proyectos de energías renovables.

Además, el Director de mercados de energía de ABECEB señala que eso no sería considerado como un obstáculo para el desarrollo de proveedores locales porque continúan rigiendo beneficios fiscales para la integración de componentes fabricados localmente.

De hecho el subsecretario de Energías Renovables de la Nación, Sebastián Kind, anunció que se modificará la Resolución Conjunta 123/2016 y 313/2016 de los Ministerios de Energía y Producción para promover a la industria.

De acuerdo a la mirada de Lamothe, uno de los factores que también ayudan a esta baja en los precios de la energía renovable a la que apunta el Gobierno tiene que ver con el buen resultado que obtuvo Cambiemos en las PASO: “en 10 años, cuando se analicen estos precios parecerán altos porque es la lógica del juego de licitaciones de este estilo: la tecnología se abarata y además es previsible que caiga el riesgo país y disminuzcan las tasas de crédito, sobre todo porque hubo una consolidación en las elecciones».