El pasado 11 de febrero, la Comisión Nacional de Energía (CNE) informó, a través de la resolución exenta N°39, que la nueva fecha para presentación de ofertas de la Licitación para el Suministro de Potencia y Energía Eléctrica para abastecer a clientes regulados (denominada Licitación Suministro 2019/01) será el próximo 18 de noviembre.

En un principio, la subasta se iba a celebrar por 5,6 TWh, que se incorporarían en 2026 de acuerdo a las proyecciones de la demanda. Sin embargo, en base a nuevos estudios, el 21 de julio la CNE recalculó los objetivos y los dejó asentados en el Informe Preliminar de Licitaciones de Suministro Eléctrico 2020 (DESCARGAR).

Según el documento, no serán 5,6 TWh los que necesiten los clientes regulados de Chile llegado el 2026, sino apenas 2,7 TWh. Pero esta cifra podría cambiar en septiembre, cuando la CNE publique un nuevo informe, el definitivo.

Fuente: CNE

“En mi opinión, no tiene mucho sentido hacer una licitación en lo que resta del año”, observa Ana Lía Rojas, directora de la consultora energética EnerConnex, en diálogo con Energía Estratégica.

“Pero la pregunta de fondo –agrega la especialista- es hasta cuando se darán señales de las convocatorias a licitación, pensando que éstas actuarán como un amarre a contratos de 15 años, que no facilitarán la transición a un mercado que opere con la figura del comercializador, contemplado en una próxima ley de distribución”.

Sin embargo, Rojas argumenta que tanto las proyecciones de consumo energético como la recuperación económica para los próximos años no son alentadoras, por lo que considera que, de persistir en el modelo de licitaciones, sería más atractiva una de mayor volumen, sumando los volúmenes de Suministro de los años 2026 y 2027.

¿De lanzarse el año que viene, el plazo de operación comercial de los proyectos adjudicados tendría que pasar al 2027? Para la consultora no es necesario. Explica que el horizonte podría ser el 2026 porque los proyectos tendrían tiempo suficiente para construirse y entrar en funcionamiento.

Sin embargo, la especialista de EnerConnex, señala que quizá el 2027 sea un objetivo interesante, dado que, según el Informe Preliminar de Licitaciones de Suministro Eléctrico 2020, para ese año se necesitarán 6,5 TWh, un volumen de energía que permitirá hacer de la subasta un proceso más interesante.

Precio

Consultada sobre la posibilidad de que en la nueva licitación se encuentren precios de energías renovables más bajos de los 32,5 dólares por MWh promedios adjudicados en la convocatoria del 2017 (donde la oferta más baja fue de 21,48 dólares por MWh), para Rojas existe esa chance.

“En las licitaciones privadas de las grandes empresas mineras, los contratos libres han sido más bajos que los registrados en la última licitación de suministro”, justifica.

Para la especialista estos contratos celebrados entre clientes libres y generadores “son una  señal, de cómo están manejando las ofertas de energía los grandes generadores, empeñados en ofrecer precios cada vez más agresivos y bajos, seguramente con el objetivo de ganar todos los contratos disponibles y así volver a concentrar la titularidad de ellos”.