Para comenzar… ¿Cómo fue la experiencia de Vestas en Latinoamérica en los últimos años?

Vestas es el fabricante eólico líder en América latina, donde está presente en 21 países. Con más de 11 GW de capacidad eólica instalada o en construcción en el continente, solo el año pasado la compañía conectó a la red más de 2 GW, lo que representa una cuota de mercado del 43%.

¿Qué países miran con mayor atención?

Brasil es actualmente el mercado más activo. Estamos orgullosos de la contribución de nuestra tecnología a la expansión de la energía eólica en el país. Desde que en octubre de 2018 anunciamos la fabricación local del aerogenerador V150-4.2 MW, hemos vendido cerca de 3 GW. Es una cifra realmente increíble.

Otro mercado particularmente activo es Chile. Los casi 500 MW firmados durante 2019 representan una cuota de mercado superior al 40%.

A estos resultados hay que sumar los 1,5 GW instalados o en construcción en Argentina y los 2,4 GW de México, donde la ausencia de subastas no ha impedido el desarrollo de nuevos proyectos el último año.

¿Qué características comunes encuentran en los mercados de la región?

Tenemos mercados con una demanda eléctrica en crecimiento y con unos recursos eólicos excepcionales, y con un potencial enorme.

¿Se está aprovechando?

Para poder explotarlo y construir una matriz energética más sostenible y barata que la actual, debemos afrontar también una serie de retos comunes a nivel país: establecer objetivos claros de consumo de energía renovable, ampliar la infraestructura de red, o estimular un ambiente de inversión necesario para la continuidad y crecimiento a la cadena de suministro eólico, por citar los más importantes.

Por otro lado, en un contexto sin Feed-in-tariffs, en la mayoría de los países debemos también considerar y gestionar riesgos de mercado que afectan a la percepción de rentabilidad de los inversores y financieros.

¿Está ganando terreno el mercado de contratos bilaterales?

Sí, es un mercado en auge. Las grandes corporaciones han incluido en sus agendas de responsabilidad social la necesidad contribuir a un medio ambiente más limpio, pero la motivación también es económica, pues pueden prever su coste de electricidad a futuro. El uso cada vez mayor de energía eólica en los PPAs muestra la fiabilidad y la competitividad de nuestra tecnología.

¿Cuáles son las barreras?

No obstante, las implicaciones financieras, fiscales y legales de este tipo de contratos solo permiten a un limitado número de compañías asumir la inversión. Por eso, debemos informarles bien de los riesgos y oportunidades que existen.

¿A qué se refiere?

En Vestas tenemos un departamento especializado en la identificación y estructuración de PPAs a nivel global, asociado a la cartera de proyectos que tenemos en desarrollo. Así logramos reducir el riesgo de mercado de nuestros proyectos mientras incrementamos el ROI del inversor y contribuimos junto con nuestros partners a que las empresas alcancen sus objetivos de sostenibilidad.

En el actual escenario, ¿Están pensando el desarrollo de nuevas tecnologías?

Gran parte del éxito de Vestas se basa en la versatilidad que ofrece la tecnología punta de nuestras plataformas de 2 MW y 4 MW. Para el futuro, vamos a introducir progresivamente la modularidad de los nuevos aerogeneradores EnVentus, con los modelos V150-5.6 MW y V162-5.6 MW.

¿Qué ventajas tienen?

Su diseño por módulos nos permitirá ofrecer soluciones personalizadas de manera más ágil: en lugar de cambiar todo el diseño del aerogenerador para aprovechar mejor el viento de un determinado sitio, las interfaces entre los módulos están bloqueadas. Esto permite aislar los cambios en los módulos del aerogenerador y generar ventajas de escala y eficiencia a través de componentes más estandarizados.

Otra nueva tecnología ya disponible en LATAM es la inteligencia artificial aplicada al O&M de los parques. El Smart Data de Utopus Insights ya permite predecir con exactitud el mantenimiento que va a necesitar una turbina de acuerdo con las cargas de viento que soporta. Esta información nos permite adelantarnos a posibles problemas de funcionamiento y proporciona certidumbre a la hora de desarrollar el proyecto y calcular su rentabilidad.

¿Es importante para la empresa la operación y mantenimiento de parques?

La O&M de los parques eólicos es primordial, ya que sustentan el negocio a largo plazo, con contratos a 5, 10, 15 y hasta 20 años. En LATAM, nuestro departamento de service tiene dos objetivos.

¿Cuáles son?

Primero, optimizar la seguridad en los parques. Somos la primera compañía en fijar objetivos públicos de seguridad a medio y largo plazo. En segundo lugar, buscamos optimizar la disponibilidad energética, con resultados excelentes en los últimos años.

Para medirlo, el LPF (Lost Production Factor) nos indica el porcentaje de pérdida de energía respecto a un ideal de 100% de disponibilidad para producción. En Brasil tenemos un 1,3%, en Perú el 0,5%, en Chile 1,1%, y en Argentina y Uruguay el 1,7%. El LPF consolidado para LATAM South es de 1,5%, por debajo del objetivo de la compañía de 1.8%.

Como resultado, estamos aumentando también el servicio a aerogeneradores de otros fabricantes. De los 98 GW que Vestas tiene bajo servicio en el mundo, más de 8 GW son multibrand.

¿Se puede ser optimista en escenario de COVID19?

El COVID-19 es una tragedia humana enorme y un reto para la economía mundial, pero los gobiernos y la opinión pública internacional son conscientes de que la energía limpia es fundamental y que el cambio climático también es una gran amenaza para todos. En Vestas hemos utilizado estrictos protocolos de prevención en todos los países antes de que fueran obligatorios. Esto nos ha permitido continuar operando sin prácticamente parar nuestra actividad.

Creemos que la reactivación verde es fundamental para construir un mundo más sostenible, pero también una forma de generar mucho empleo que contribuye a una energía no solo limpia y sino más asequible. La industria eólica está más que preparada para hacer una contribución importante a esta recuperación económica.

Por todo ello, la recuperación verde es también la más viable económicamente, no solo entendida como medidas a largo plazo sino también como una forma de generar tejido industrial a corto plazo.

¿Se acomoda a estos tiempos el área de Investigación y Desarrollo de Vestas?

Vestas actualmente cuenta con seis centros de I+D, además de múltiples proyectos conjuntos con universidades y centros de investigación de todo el mundo, en los que participan miles de personas. El I+D es uno de los pilares de la compañía desde hace 40 años, y nos ha permitido bajar el coste de la energía eólica hasta superar a otras fuentes de energía contaminantes.

¿Qué temas están trabajando?

Nuestras investigaciones abarcan mejoras en toda la cadena de valor de la generación eólica: desde el diseño de componentes eólicos más sostenibles y eficaces hasta la optimización de instrumentos de monitorización energética y meteorológica.

Actualmente, uno de los puntos calientes es la mejora de los sistemas de control de los aerogeneradores. Antes utilizábamos algoritmos de control muy sencillos y desconocíamos casi completamente las condiciones en las que estaban funcionando. Un anemómetro y una veleta proporcionaban las señales de velocidad y dirección del flujo, el resto era un enigma.

Hoy los aerogeneradores tienen nuevos sensores que proporcionen toda la información que requiera el controlador. Algunos ya pueden monitorizar su rendimiento y corregir posibles problemas de desalineamiento que reducen su capacidad de generación. La idea es permitir que el aerogenerador sea capaz de anticiparse a las condiciones del flujo que le está a punto de llegar.