¿Qué análisis hace de la reglamentación de la Ley nacional de Generación Distribuida? 

En principio, nosotros ya contamos con una reglamentación de nuestra Ley provincial de Generación Distribuida. En nuestro caso, no podíamos esperar la reglamentación nacional dado que había interesados en saber cómo entrar en la red.

¿Y qué valoración hace?

Nuestra opinión general es bastante simple: aún no es competitiva. Si uno parte de la base que es potencia y energía intermitente, entonces hay que construir redes y se tienen que pagar. Se da la situación de que, si uno compara colocar los paneles en forma distribuida y colocar paneles en un parque solar, este último es más barato. Y hay que construir redes en ambos casos. Entonces desde ese punto indico que aún no es competitiva la generación distribuida. A esto se sumó un tema muy delicado que es el de los subsidios cruzados. Se pretende estimular a los residenciales para entrar como productores con paneles fotovoltaicos y que no se hagan cargo de la red.

¿El uso de la red debería pagarse?

En los cuadros tarifarios de todo el país, los usuarios residenciales si no superan cierto valor de potencia tienen parte del Valor Agregado de Distribución (VAD) energizado. En tanto, si en una localidad chica, por ejemplo, hay tres consumidores grandes y el resto son pequeños, y todos los pequeños colocan paneles en los techos y no pagan VAD, todo el VAD va a las 3 PyMEs y la distribuidora se ve perjudicada, porque las PyMEs no van a pagar más. Van a pagar lo que les corresponde pagar porque ellos tienen un cargo fijo por potencia (no tienen cargo fijo energizado).

Entonces… ¿cómo se debería regular? 

Se debe tener igual tratamiento para todos. Quien se conecta a la red, con o sin paneles solares, debe pagar el cargo del VAD. De ese modo, se tendría que tener medidores separados.

Alguien podría criticar su postura: si se carga al usuario van a disminuir las conexiones con generación distribuida… 

Si alguien no se conecta, es porque no es competitivo. Si lo fuera, la regulación terminaría siendo marginal.

¿Por qué no es competitivo? 

Porque cuesta mucho comparado con grandes instalaciones en parque solares. Siempre va a ser más barato generar en grandes parques e inyectar a las redes de distribución, porqué igual hay que construirlas.  Al que viene a hablarme de generación distribuida le pido que me explique cuál es la ventaja. Aún hay que construir redes. Otro tema que hay que solucionar es que no haya subsidios. Y se pueden resolver, lo sabemos porque ya lo hemos visto en la reglamentación provincial y se resuelve a través de medidores separados.

¿Es necesario dos medidores?

Con uno de los medidores se ve cómo afecta a la red y con el otro medidor se mide lo que inyecta. Entonces participan del VAD como cualquier otro usuario que provoca desarrollo de la red y ahorra algo en la energía. Yo creo que no va a funcionar aún porque todavía no es competitiva, es simple.

¿Por qué el resto del mundo avanza en esta dirección?

Traer ejemplos de otros países sin explicarlo y aplicarlo a este país no es un gran aporte. Alemania, por ejemplo, se vio obligada abandonar su plan nuclear en el 1968 y como compensación desarrolló energías renovables. Y si bien va a desmantelar las centrales nucleares que quedan allí, no va a hacer otra cosa que seguir haciendo lo que ya hacía hasta ahora y comprar la energía nuclear de centrales que están instaladas en otro país; hasta ahora la producía Francia, y en unos 10 años estarán en Polonia o en Ucrania.

Además, de la razón política, hay una razón de contexto geográfico. Los alemanes no tienen sol, por eso lo tienen que repartir. Acá tenemos la zona del Cuyo, del NOA…no debería ser necesario subsidiar.

¿Qué actitud va a tomar San Juan respecto a la normativa nacional? 

A ver, hay una resolución del EPRE consentida por todos. Es un acto administrativo. Inclusive no fue impugnada legalmente en forma oportuna, por lo que se tiene que aplicar. Veamos lo siguiente, la provincia de San Juan y nosotros como el EPRE estamos viendo cómo se podría hacer para que algunos usuarios de mediano porte entren a generar solar para evitar los altísimos precios del mercado eléctrico mayorista. En ese sentido, San Juan puso a disposición una ley para quienes quieran hacer mejoras en sus pequeñas industrias, entre otros incluyendo generación solar, cuenten con $1.000 millones de certificados fiscales transferibles. Hemos estudiado varios casos y no da aun subsidiando la mitad de la instalación. No cierran los números.

Esto no es un problema de que uno quiera y otro no quiera. Un ejemplo con los parques solares que ha sido determinante es la participación de los chinos en la industria, porque bajaron los precios de los paneles de una manera que hicieron competitiva la tecnología.

Hasta hace unos años sólo la generación eólica podía competir y solar no porque costaba US$500 el MW/h hace 10 años; hoy, solar vale US$40 el MW/h.

La implantación de una tecnología viene asociada con el precio, salvo que hayan razones distintas como el caso de Alemania o Estados Unidos. En este último caso, ese país debe tener por seguridad la energía lo más distribuida que pueda, porque llega un 11 de septiembre y vuelan tres centrales importantes de la red. Es otra razón y no la misma razón que la nuestra.

¿Entonces?

Nosotros tenemos un excelente recurso solar y de viento para hacer grandes parques y entrar a la red. Mientras eso sea lo más conveniente, está bien que exista gente que, porque pueda económicamente y quiera, conecte paneles en sus techos e inyecte a la red, pero no le tiene que hacer pagar al que no entra.