“En un contexto donde la energía ocupa un lugar central en las agendas políticas y hablar de energías renovables es insoslayable, adherir a esa norma nacional permitirá diversificar la matriz energética de Entre Ríos favoreciendo a las fuentes de energía alternativas y renovables para reducir el uso de combustibles fósiles”, marcó el legislador.

“Además de las ventajas económicas que implica reducir el uso de combustibles fósiles, hay que tener en cuenta la necesidad de reducir la contaminación que causa la combustión de este tipo de recursos afectando la salud del ser humano y dañando al ambiente”, explicó La Madrid a través de un comunicado de prensa enviado a ANÁLISIS DIGITAL.

En la iniciativa, el diputado propone que también “se declare de interés provincial la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables con destino al autoconsumo y a la inyección de eventuales excedentes de energía eléctrica a la red de distribución, todo ello bajo las pautas técnicas que fije la reglamentación, considerando como objetivos la eficiencia energética, la reducción de pérdidas en el sistema interconectado, la potencial reducción de costos para el sistema eléctrico en su conjunto, la protección ambiental prevista en el artículo 41 de la Constitución Nacional y en el artículo 22 de la Constitución Provincial y la protección de los derechos de los usuarios, prevista en el artículo 30 de la Constitución Provincial, en cuanto a la equidad, no discriminación y libre acceso en los servicios e instalaciones de transporte y distribución de electricidad”.

Lea también: «Ley de Distribuida: expectativas en privados pero incertidumbres en su aplicación»

El proyecto apunta, además, a la modificación de varios artículos de la ley 8.916, que es el Marco Regulatorio Provincial, e incorporar la generación distribuida y microgeneración de energía eléctrica en el texto legal.

“Son muchas las ventajas de la generación distribuida: su extracción no contamina el ambiente ya que no se liberan gases nocivos como los que provienen de la combustión de los hidrocarburos; se obtiene a partir de fuentes renovables como el sol, el viento y la biomasa, por lo tanto, no se agotan; al ser descentralizada, y puede producirse cerca del lugar que necesita energía sin depender de una red pública ni de infraestructuras para su transporte cuyo valor suele ser excesivo”, enumeró.

Agregó luego que “tanto el gobierno nacional como el provincial han dado muestras de su interés por la temática y de su intención de trabajar mancomunadamente en pro de que la provincia evolucione en lo que a energías renovables refiere” y concluyó: “Entiendo, entonces, que ésta es una ley que tendrá pronto tratamiento en las cámaras. La adhesión de Entre Ríos a la ley nacional ayudará, sin dudas, a impulsar el mercado de la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables en beneficio de la provincia y el desarrollo nacional”.

Fuente: ANÁLISIS DIGITAL.