“Los resultados de esta encuesta nos muestran como los consumidores colombianos están cada vez más preocupados por los impactos en el medio ambiente y cómo ven en las energías renovables como el sol y el viento, una opción que no sólo contribuye a mitigar los impactos en la huella de carbono, sino que les permitirá tener un sistema más confiable y seguro” expresó Germán Corredor, director ejecutivo de SER Colombia.

La aseveración tiene que ver con la encuesta que la propia entidad gremial le encargó a la consultora Nielsen, la cual reveló que 9 de cada 10 hogares colombianos quieren que la energía eléctrica que llegue a su hogar, sea de fuentes de energía renovable no convencionales.

El 92,3% de los hogares quisieran tener energías renovables no convencionales si estás llegaran a abaratar el costo del servicio. Mientras que un 93,9% de los hogares manifestó su interés al tener en cuenta que son amigables con el medio ambiente y que contribuyen a reducir las emisiones de carbono.

De ese 93,9% que respondieron positivamente, un alto porcentaje de las personas encuestadas señalaron que incluso lo harían si fuera más costosa.

En efecto, casi 4 de cada 10 encuestados estarían dispuestos a pagar más de lo que pagan actualmente en su factura si su consumo proviniera de fuentes de energías limpias.