El porcentaje de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) en la matriz de electricidad en los países de América Latina y el Caribe debe incrementarse para cumplir con objetivos que son parte de la lucha contra el cambio climático global.

Si bien las inversiones en ERNC han ido aumentando durante la última década, su participación a nivel regional se habría mantenido estable en torno al 58%, según registra la división de energía del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De allí es que se advierte que sería preciso acelerar la transición hacia alternativas de generación eléctrica sostenibles de modo tal que se pueda dar respuesta a la nueva demanda eléctrica con soluciones que traigan un impacto social, ambiental y económico positivo.

En este contexto, la iniciativa de Energías Renovables de América Latina y el Caribe (RELAC, por sus siglas en inglés) aboga por una mayor incorporación de estas tecnologías verdes; y, como meta fundacional, se propuso lograr al menos un 70% de renovabilidad en la generación para el 2030.

La RELAC continúa sumando adeptos que se suscriben a aquel objetivo desde 2019 a la fecha. Sin ir demasiado lejos, este mes comunicamos la incorporación de tres nuevos países a esta plataforma, lo que lleva a que en la actualidad sean 15 países los que formen parte de manera activa: Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. Esa representatividad regional conseguida en tan sólo dos años lleva a entusiasmarse por lo que vendrá.

En su más reciente encuentro que se llevó a cabo este mes durante la LI Reunión de Ministros de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), representantes de distintos gobiernos anticiparon que sumarán nuevos esfuerzos para acelerar la transición energética de la región.

Ahora bien, una estrategia conjunta para caminar hacia las cero emisiones netas en el sector energético sería definida en una próxima reunión de países miembros de la RELAC que, de poder superarse la pandemia en el año próximo, se podría convocar de manera presencial en Punta Cana.

Así lo dejó entrever durante el evento de OLADE Antonio Alfonso Rodríguez Tejada, viceministro de Ahorro y Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minas de la República Dominicana, tras celebrar que República Dominicana asuma la presidencia pro témpore de la iniciativa RELAC junto con Ecuador.

Y, sobre los temas en agenda, propuso discutir sobre penetración de renovables y neutralidad de carbono en América Latina y el Caribe:

“Estamos muy ansiosos de poder volver a reunirnos todos en un gran salón en República Dominicana. Ojalá podamos hacer la próxima reunión de la RELAC en Punta Cana y que podamos discutir las ideas a futuro sobre dónde debemos enfocar la penetración de energías renovables y la neutralidad de carbono de nuestra región”.