«Ya se le aceptó la renuncia al cargo de ministro de Energía y Minas», dijo a la prensa Vizcarra durante una visita a una zona afectada por la deflagración de un camión cisterna.

«Que se determinen responsabilidades. El tema es que ante las denuncias que se han dado (Liu) ha tomado la decisión de comunicar la renuncia», explicó.

Liu reconoció en el programa dominical «Panorama» que su empresa Conasac prestó «en algunos momentos algunos servicios a Odebrecht», que en 2014 ganó la licitación para la construcción del Gasoducto Sur Peruano. Esos «servicios», afirmó, fueron «de naturaleza regulatoria».

En esos momentos, Odebrecht «no tenía ningún cuestionamiento público ni en el Perú ni en el exterior», dijo.

El 24 de enero de 2017 el gobierno canceló el contrato para la construcción del gasoducto, del que ya se había hecho un tercio.

La obra inconclusa, de 1.000 km de longitud, debía transportar gas natural a través de las altas cumbres de los Andes, desde Quillabamba, en la región de Cusco, hasta la costa de Arequipa.

El escándalo de Odebrecht salpica en Perú a cuatro expresidentes y a varios políticos, entre ellos la líder opositora Keiko Fujimori, y exfuncionarios.

Fuente: APF