Las firmas que se quedaron con infraestructura eléctrica para realizar nuevos negocios de contratos a término con grandes usuarios son: YPF, Genneia, Pampa Energía, Central Puerto, 360 Energy, entre otras que figuran bajo las siguientes razones sociales: Parques Eólicos del Fin del Mundo, Central Puerto, Greenwind, YPF Energía Eléctrica, Genneia, Energías Sustentables, Cafayate Solar, CP Achiras II.

En total, son 9 proyectos con prioridad asignada de despacho, los cuales representan una potencia de 273,12 MW, principalmente ubicados en la Provincia de Buenos Aires, Cuyo y NOA.

Cabe destacar que entre el emprendimiento de YPF «Manantiales Behr» y «Rawson» de Genneia, se adjudicaron 123 MW sobre 270, lo que representa el 45% del total.

Para poder conseguir el aval, Cammesa exigía una garantía que contribuye a garantizar la construcción de los proyectos y evitar especulación de inversores “golondrinas”. Se trata de una póliza de caución por 250 mil dólares por MW instalado.

Esta garantía del acceso a la red de transporte permite a los desrrolladores negociar con los clientes el precio por la venta de energía a largo plazo, así como buscar el financiamiento con los principales bancos involucrados en la industria.

Claro que no será por tiempo indefinido. En las condiciones de la adjudicación se aclara que la reserva de transporte se termina conforme a las fechas comprometidas formalmente en la documentación presentada a Cammesa.

Lea también: «El Gobierno asignará más capacidad de transporte eléctrica para nuevos proyectos»

“Las empresas tuvieron diez días para presentar las garantías y se cumplieron los plazos”, confirmó una fuente al tanto del tema.

¿Cómo fue la evaluación de la adjudicación? Se consideraron principalmente tres factores: el proyecto con el menor plazo programado de habilitación comercial (el que primero construye); el que tenga el factor de planta más alto; el que solicita menos beneficios fiscales. El desempate por sorteo también fue una opción en las zonas más solicitadas.

Próxima convocatoria

Para seguir avanzando con inversiones orientadas a contratos a término, desde Cammesa informaron que “durante el primer trimestre de 2018 se recibirán las nuevas solicitudes en función de las capacidades disponibles”.

“Se recibirán hasta el 29 de marzo y se asignarán según los mecanismos previstos dentro de los primeros 20 días hábiles posteriores a dicha fecha”, explica un informe actualizado del MATER.

Usuarios obligados

De acuerdo al nuevo informe estadístico (descargar) los Grandes Usuarios que deberán consumir un 8 por ciento de energía renovable, según lo establecido por la Ley 27.191, son poco más de 2.000.

Hasta el momento solo tres Grandes Usuarios que han decidido salido de las compras conjuntas de CAMMESA correspondientes a dos firmas.

Se trata de pesos pesados en el consumo eléctrico: dos plantas de la cementera Loma Negra –Olavarría y Catamarca-, que desde principio de mes decidió quedar fuera de la compra de energía renovable al Estado; y, a partir de agosto próximo, hará lo propio la fabricante de aluminio Aluar.